Entretenimiento

¡Escándalo! Virginia Limongi y Cezar Augusto habrían terminado, estos serían los indicios de la ruptura

La ex Miss Ecuador y el modelo ya no se siguen en redes sociales.

Virginia Limongi y Cezar Augusto
Virginia Limongi y Cezar Augusto

Un chisme pica y se extiende en la farándula ecuatoriana, una de las parejas más halagadas en medios y redes sociales habría puesto punto y final a su relación, Virginia Limongi y Cezar Augusto, novio y padre de su hija, ya no irían más juntos, al menos eso es lo que se rumora y lo que ciertas pistas indican.

PUBLICIDAD

Fue durante la noche de este miércoles 27 de marzo que el programa digital de ´Calientitos´ publicó un post adelantando la noticia, alborotando así el avispero de especulaciones entre los internautas, quienes no alcanzan a asimilar la información, puesto que la ex Miss Ecuador y el bailarín de ´Soy el Mejor´ se dejaban ver como una de las uniones más estables del medio televisivo ecuatoriano.

De acuerdo con la información dada por el reportero de farándula Santiago Castro, los novios habrían encendido las alarmas de ruptura, luego que ambos eliminaran toda la información que los vinculaba en sus cuentas de Instagram, y, sumado a ello, se dejaron de seguir en sus redes sociales.

La pareja no dejó rastro de amor juntos, lo que no para vista de muchos no pasa desapercibido, puesto que ambos han sido muy demostrativos a la hora de presumirse el uno con el otro, sin embargo, esta es una información que no ha sido oficializada por ninguno de los dos.

Todo apunta a que el posible detonante de la presunta ruptura, habría venido tras el ingreso del brasileño al reality de baile ´Soy el Mejor´.

¿Cómo surgió la historia de amor entre Virginia Limongi y Cezar?

La presentadora de ´En Contacto´ y el bailarín se conocieron en Filipinas. “Nosotros nos conocimos en un bar. La veía todos los días y me decía si quería tomar un trago. Yo le decía, pero no te conozco, no eres mi amiga”, narró Cezar en una pasada entrevista.

Con esa respuesta a Virginia no le cayó bien, pero como dice la frase “del odio al amor hay un paso”. Luego, poco a poco empezaron los coqueteos y los gustos se encendieron.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último