Posorja: "Nadie está preparado para que dos mil personas ataquen una UPC"

La Ministra del Interior, María Paula Romo, dio detalles de los hechos en Posorja. Además, señaló que no puede haber impunidad.

Por Andrea Martinez

Cerca de dos mil personas fueron parte de la turba que atacó la UPC en Posorja y terminaron con la vida de tres personas. Romo señaló que en el momento del ataque, había una persona detenido por un delito previo. Los policías lo protegieron al colocarlo debajo de la cama de la celda y cubrirlo con colchones.

La Ministra del Interior, María Paula Romo, se pronunció ante estos hechos, lamentando y reprochando lo sucedido. Además, explicó el accionar de los agentes policiales que custodiaban a los tres detenidos, que fueron víctimas del ataque.

Romo indicó que lo ocurrido en Posorja es "un mensaje muy negativo para la comunidad". Explicó que los ciudadanos lanzaron bombas molotov, quemaron patrulleros, un taxi, motos, entre otros.

¿Qué sucedió en Posorja?

La Ministra contó que los tres individuos fueron detenidos para investigar un robo. De alguna forma se corrió el rumor sobre el intento de secuestros de niños y la turba empezó a alterarse. Es cuando cerca de dos mil personas atacan la UPC. "Esto es algo para lo que no estábamos preparados", indicó. Señaló también que se registran dos heridos por este suceso.

"Nada justifica la violencia, en este caso, las investigaciones tienen que individualizarse", indicó Romo. Además, señaló que los delitos que se imputarán a quienes resulten culpables se señalarán acorde a las pruebas: videos, fotos, testimonios, que serán usados para identificar a los responsables.

 

"No puede haber impunidad en esto y se está investigando para determinar responsables".

También se indicó que se está pidiendo testimonio a los policías involucrados para que puedan explicar su proceder en cuanto a la protección de los detenidos, ahora fallecidos.

 

La culpa es del rumor

Romo señaló que el temor generado por el miedo a la situación de secuestros de niños sería un detonante para este tipo de comportamiento. Es por ello que hizo un llamado a la comunidad para evitar la desinformación y las falsas alertas.

Lo que pasó en Posorja "es el resultado de una alarma general en la que hemos participado todos". Esto, al referirse a los rumores relacionados con el secuestro de niños, cuando solo una de las 50 alertas sobre el tema, fue llevado a Fiscalía para su investigación: el caso de la niña secuestrada en Sucumbíos. El resto, según la ministra, están relacionados con conflictos intrafamiliares y se resuelven rápido.

 

Casos similares en Ecuador

La Ministra del Interior indicó que se han registrado hechos de violencia similares a los de Posorja en otras partes del país. Mencionó sectores como Alluriquín , Caluma y en el Valle del Chota, en este último, frecuentes por casos de minería ilegal.

"Pero de ninguna manera se justifica la violencia y la policía no dejara de poner el orden", culminó.

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo