Noticias

Asesinan a profesor de matemáticas en Machala, así quedó su auto

Testigos, según reseña medios digitales locales, indicaron que sicarios se acercaron al automotor por ambos lados.

Recibió múltiples disparos de arma de fuego

Ni los docentes se salvan de la ola de violencia que azota al Ecuador y cada jornada suma más víctimas. Un profesor de matemáticas fue acribillado la noche de este 16 de agosto en Machala, El Oro.

Manuel Antonio Arévalo Sandoval, de 46 años, recibió al menos 12 disparos de bala en su tórax mientras estaba a bordo de un automóvil. Al momento de encender el vehículo cuatro sujetos procedieron a atacarlo.

Testigos, según reseña medios digitales locales, indicaron que sicarios se acercaron al automotor por ambos lados (conductor y copiloto) y dispararon en más de 20 ocasiones y se dieron a la fuga.

El vehículo donde estaba la víctima terminó con múltiples orificios en el parabrisas y ventana del conductor. Cuando llegaron los miembros de la Policía Nacional encontraron el cuerpo de Manuel Arévalo en su interior.

Paul Villavicencio, jefe de distrito, indicó que el hombre era profesor en el colegio 09 de Octubre

Personal del Grupos de Operativos Motorizados (GOM) al llegar confirmó que el hombre no tenía signos vitales, entonces alertaron a los elementos de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) para que se realice el levantamiento del cadáver.

Paul Villavicencio, jefe de distrito, indicó que el hombre era profesor en el colegio 09 de Octubre e impartía la cátedra de matemáticas. A la par, el carro era usado para el oficio de taxismo informal.

“Los orificios estaban en el parabrisas y la ventana del conductor, aún se desconoce el móvil, aunque se sabe que se desempeñaría como taxista informal”, dijo el oficial según Diario Ec.

Solo en esta jurisdicción se han registrado 179 muertes violentas en lo que va del 2022. Son 2571 muertes violentas las que se registran en Ecuador, entre el 1 de enero y las 05:00 del 15 de agosto.

Tags

Lo Último


Te recomendamos