logo
Noticias
Los especialistas puntualizaron que el coronavirus prolongado puede afectar a casi a todos los sistemas de órganos del cuerpo. / Getty ImágenesLos especialistas puntualizaron que el coronavirus prolongado puede afectar a casi a todos los sistemas de órganos del cuerpo. / Getty Imágenes
Noticias 28/04/2021

Personas que padecieron coronavirus tendrían un 60% más de riesgo de muerte, según estudio

Los estragos después de padecer covid-19 son notorios meses después, sin embargo, un nuevo hallazgo ha revelado que no solo los síntomas se mantendrían sino el riesgo de muerte también aumentaría. Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington se refirió a los problemas de salud a largo plazo.

El estudio integral más grande de la covid-19 hasta la fecha indica que los sobrevivientes de este virus, incluidos los que no estuvieron suficientemente enfermos, tienen mayor riesgo de muerte en los seis meses siguientes al diagnóstico.

Tienen mayor riesgo de muerte en los seis meses siguientes al diagnóstico.

“Nuestro estudio demuestra que hasta seis meses después del diagnóstico, el riesgo de muerte incluso después de un caso leve de COVID-19 no es trivial y aumenta con la gravedad de la enfermedad”, dijo el autor principal Ziyad Al-Aly, MD , profesor asistente de medicina.

Los investigadores demostraron que los pacientes que superaron la covid-19 tienen un riesgo de muerte de casi un 60% mayor durante los siguientes seis meses en comparación con la población general. En este mismo lapso de tiempo, el exceso de fallecimientos entre todos los sobrevivientes se estimó en ocho personas por cada 1000 pacientes.

Los investigadores demostraron que los pacientes que superaron la covid-19 tienen un riesgo de muerte de casi un 60% mayor

Entre los pacientes que estaban lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados con covid-19 y que sobrevivieron más allá de los primeros 30 días de la enfermedad, hubo un exceso de 29 muertes por cada 1,000 pacientes durante los siguientes seis meses, apunta el estudio.

“Estas últimas muertes debidas a complicaciones a largo plazo de la infección no se registran necesariamente como muertes por COVID-19”, dijo Al-Aly.

Problemas a largo plazo

Además, los especialistas puntualizaron que el coronavirus prolongado puede afectar a casi a todos los sistemas de órganos del cuerpo. Las secuelas se notaron en casi todos los órganos y sistema regulador.

Sistema respiratorio: tos persistente, dificultad para respirar y niveles bajos de oxígeno en sangre.

Sistema nervioso: ictus, dolores de cabeza, problemas de memoria y problemas con los sentidos del gusto y el olfato.

Salud mental: ansiedad, depresión, problemas de sueño y abuso de sustancias.

Hubo un exceso de 29 muertes por cada 1,000 pacientes durante los siguientes seis meses, apunta el estudio

Metabolismo: nueva aparición de diabetes, obesidad y colesterol alto.

Sistema cardiovascular: enfermedad coronaria aguda, insuficiencia cardíaca, palpitaciones y ritmos cardíacos irregulares.

Sistema gastrointestinal: estreñimiento, diarrea y reflujo ácido.

Riñón: lesión renal aguda y enfermedad renal crónica que, en casos graves, puede requerir diálisis.

Regulación de la coagulación: coágulos de sangre en piernas y pulmones.

Piel: erupción y caída del cabello.

Sistema musculoesquelético: dolor articular y debilidad muscular.

Salud general: malestar, fatiga y anemia.

Sigue leyendo