logo
Noticias
 /
Noticias 23/04/2020

La lactancia debe continuar, no hay evidencia de que el COVID-19 se transmita en la leche materna

La evidencia indica que el coronavirus no se transmite en la leche materna. Las madres pueden continuar amamantando con tranquilidad a sus bebés.

En este sentido, “hacemos un llamado a los profesionales de la salud a que permitan la lactancia materna y el apego piel a piel el momento del nacimiento, ya que son dos aspectos fundamentales que contribuyen al correcto desarrollo del niño o la niña”, sostiene Joaquín González-Alemán, representante de UNICEF Ecuador.

Si la madre ha contraído el virus COVID-19 puede seguir dando de lactar si usa mascarilla, se lava bien sus manos antes de tocar al bebé y desinfecta frecuentemente las superficies que haya tocado.

Con estas medidas, no hay riesgo de que la madre mantenga la lactancia y el contacto piel con piel con su bebé. Si la madre está muy enferma debido al COVID-19 o por otras complicaciones, es recomendable que se extraiga la leche para dársela al bebé en una taza o con una cuchara limpia, siguiendo en todo momento las mismas medidas de prevención de la infección.

Con el fin de asegurar que la práctica de la lactancia no se pierda o disminuya durante esta emergencia, UNICEF y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) han adaptado el Curso Avanzado de Buenas Prácticas de Lactancia Materna al contexto del COVID-19.

El objetivo es que los profesionales de la salud del Ministerio de Salud adquieran mejores conocimientos y competencias de asesoría en lactancia materna, y cuenten con lineamientos claros para promocionar la lactancia materna durante la pandemia. Hasta el momento, son 80 profesionales de la salud quienes están recibiendo el curso.

La lactancia materna es una de las mejores estrategias para combatir la desnutrición y prevenir enfermedades agudas en la infancia y crónicas en la vida adulta, ya que la leche materna proporciona anticuerpos y todos los nutrientes, vitaminas y minerales que un bebé necesita para su crecimiento y es un estímulo vital para su desarrollo.

En un país, en el que uno de cada cuatro niños padece desnutrición y tres de cada diez niños tienen sobrepeso, es fundamental que la lactancia se fortalezca día a día, incluso durante esta emergencia sanitaria.

Lee más