El doctor del Hospital Metropolitano, Mauricio Larrea, experto en Pediatría, conversó con Metro sobre los principales accidentes que podrían afectar a los pequeños de la casa y cómo actuar para evitarlos.

En un reciente estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se determina que alrededor de 830.000 niños mueren cada año en el mundo debido a accidentes que se pudieron evitar.

Entre los accidentes más comunes constan los de tránsito que son a su vez la principal causa de discapacidad y muerte en niños. Se reporta alrededor de 260.000 fallecimientos por año y 10 millones de heridos.

El ahogamiento es otro serio problema que mata a más de 175.000 niños al año. Son tres millones los que sobreviven, pero la mayoría queda con un grado de discapacidad debido a la asfixia.

En relación a los incendios, 96.000 niños mueren al año. En el ámbito de las caídas, hay reportes de 47.000 muertes al año, pero cientos de miles terminan en algún grado de discapacidad.

Los envenenamientos, según el doctor Larrea, también son un peligro latente. Más de 45.000 niños mueren al año en relación a envenenamientos no intencionados.

ATENTOS ANTE ACCIDENTES

Ante estas estadísticas, los padres de familia deben tomar varias precauciones.

Cuando se quitan los barrotes de la cama, aumentan las posibilidades que el niño se caiga. Hasta que el pequeño aprenda a cuidarse, es conveniente dejar almohadones o peluches al pie de la cama que impedirán un accidente.

Otra recomendación es dejar los juguetes (que no deben desarmarse en piezas pequeñas) en cajas al alcance de los niños y no en el piso porque pueden provocar caídas y tampoco sobre armarios porque intentarán cogerlos.

Para evitar accidentes, no deje cuchillos a la vista ni al alcance de los niños. Es mejor guardarlos en cajones con algún grado de seguridad.

Cerrar el acceso a las escaleras con una protección es fundamental. Los barrotes deben estar a una distancia no mayor a 7.5 cm para que el niño no se pueda meter por estos, los mismos que no dejarán que su niño tenga accidentes.

El doctor Larrea pide a los padres ser muy cuidadosos en el baño. Al momento de bañar al niño, nunca hay que dejarlos solos ya que pueden resbalarse, golpearse o ahogarse. También pueden tragar agua con jabón. Si coloca juguetes en la bañera, deben desarmarse en piezas pequeñas.

RELACIONADO:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo