Entretenimiento

Salma Hayek confesó los detalles de los horribles días que vivió durante su contagio de Covid-19

La mexicana contó cómo sobrellevó la enfermedad decidiendo quedarse en casa así muriera, pero sería en compañía de su familia

Salma Hayek, sorprendió al revelar hace algunas semanas que se contagió de la Covid-19. Asegurando que su doctor la quiso obligar a internarse en un hospital, pero ella se negó rotundamente, alegando en que si iba a morir prefería «morir en mi casa».

La actriz de 54 años, Salma Hayek Jiménez, nacida en Coatzacoalcos, México, ofreció una entrevista con el programa Despierta América. En el continuó revelando los horribles detalles de su padecimiento de coronavirus. Pandemia que azota al mundo desde hace más de un año.

Salma: «Yo me muero aquí en mi casa«

La mexicana comenzó relatando que uno de los síntomas que sufrió fue excesiva sudoración debido a la fiebre. «Sudaba, me daba calentura, comía mucho chile, me sentía rara, con sudor, pero luego se me quitaba la calentura con tanto chile”, contó Hayek Jiménez.

Al ser diagnosticada su doctor de confianza le aconsejó acudir a un centro de salud para que la atendieran y la dejaran recluida, pero ella se negó. «-Pregunté:-¿Los que se están yendo al hospital están sobreviviendo? Y me decían: ‘No, no todos’, y dije: No, no gracias», añadiendo que su oposición se debía a que si perdía la vida por lo menos lo haría en compañía de sus seres queridos.

«Yo me muero aquí en mi casa, con mi familia. Porque sí, a la gente que le fue muy mal con eso no nada más perdieron la vida; sino que no podían estar en contacto con los que aman”, detalló la mexicana. Quien es madre de una niña de 13 años llamada Valentina Paloma Pinault, concebida con su esposo, el empresario francés, François-Henri Pinault.

«Me quedaron secuelas por mucho tiempo«

Tras la decisión de quedarse en su hogar a seguir el tratamiento médico, Salma contó que empezó a sufrir síntomas más severos: “Me dio Covid. Me dio fuertísimo. Hasta síntomas que en ese momento no habían descubierto me daban a mí: las palpitaciones. El único que no me dio es que nunca perdí el sabor. El olfato sí, un poco», resaltando que lo más incomodo de todo fue un contante ardor en la nariz. «Y me ardía la nariz, sentía como que me quemaba”.

Salma piensa que una de las cosas que la ayudó a no perder por completo el gusto ni el olfato fue comer cantidades excesivas de chile, pues era lo que le provocaba. «Yo creo que a lo mejor sí se lo perdí porque lo que yo quería era chile, quizá porque no sentía el sabor, a todo le ponía pero unas cantidades de chile, y al final le dije a mi marido: Yo creo que lo que me salvó fue el chile, y él me decía: ‘Por favor no vayas a decir eso a la gente porque luego van a pensar que estás promoviendo que con eso ya no se enferman”, contó la actriz.

A través de la entrevista que fue realizada por videollamada, se le pudo observar sana y feliz. Pues pudo superar con éxito la enfermedad si tener que internarse en un hospital. Y sobre las secuelas que la mayoría dice sentir por el contagio, la artista contó que las tuvo hasta que se vacunó. “Me quedaron secuelas por mucho tiempo. Hasta que me puse ahorita hace poco la vacuna, no se me quitaron. El cabello no se me cayó”.

Descubre más:

Tags

Lo Último


Te recomendamos