logo
Entretenimiento
Yo soy Betty, la fea / InternetYo soy Betty, la fea / Internet
Entretenimiento 26/04/2021

Netflix: ¿Por qué “Yo soy Betty, la fea” no sale del top 10?

En 2010 la telenovela entró en el Libro Guinness de récords mundiales

Casi todos los días ingresamos a Netflix e intentamos identificar tendencias o recomendaciones para consumir y pasar nuestro tiempo libre. Sin embargo, una producción casi siempre está liderando los top 10. Estamos hablando de “Yo soy Betty, la fea”, una telenovela que ha pesar de las décadas sigue cautivando.

El porqué con constante frecuencia se mantiene en los primeros lugares es una incógnita que para muchos sería fácil de contestar: porque les gusta. Aunque, existe un “as bajo la manga” que termina “manipulando”.

Partamos de la premisa que la telenovela es un éxito, no cabe duda. Además, su historia está lejos de las escenas violentas, drogas o prostitución que muchas narconovelas también nos ha acostumbrado. Su lenguaje más coloquial, chistes e identificación con los personajes permiten centrarse y volverse consumidor de sus 335 capítulos.

Varios medios han escrito reseñas del porqué verla es un disfrute y por ello se argumente una explicación de su constante liderato en tendencias en Netflix. Pero, la razón podrá encontrarse por otro punto.

Qué esconde el TOP 10

Fue en 2019 cuando la plataforma incorporó está importante actualización que tiene como objetivo, a grosso modo, el facilitar el consumo de sus usuarios. Sin embargo, como lo confirmó Cameron Johnson, jefe de Product Innovation, en el blog oficial de Netflix, este top tiene la función de conducir a la conservación para acentuar la viralidad de ciertas producciones.

En otras palabras, el top 10 es una de las maneras de destacar o viralizar títulos concretos y generar un efecto fenómeno. Aunque esta técnica juega en contra de producciones que no son tan voraces en el aspecto comercial.

Armando Mendoza

Ahora, es obvio que no todo lo que está en el top 10 es una obra de arte y tampoco quiere decir que se consuma por completo. Según el último algoritmo de Netflix, el usuario solo tuvo que haber visto dos minutos de la duración total de una producción o capítulo para que contabilice y sume a su posición.

 Para muchos especialistas, esta función lo que hace es maquillar los datos ya que antes se tenía que haber visto el 70% de un contenido para considerarla para su ascenso de simpatía en el público, ahora ocurre todo lo contrario.

Betty, la fea

Este fenómeno puede suceder con “Yo soy Betty, la fea”. Al ser una se las producciones más lucrativas de Netflix, la plataforma no querría que desaparezca o quede en el olvido, por ende la puntea entre las tendencias para que la gente la consuma aunque sea por curiosidad y así ayudar a su “perpetuidad” dentro del top 10.

Ojo, esto no quiere decir que no existan personas que la vean por completo o que la consideren una excelente producción. Todo lo contrario, la estrategia de marketing es excelente y conduce a los usuarios a contenido que jamás pensaron consumir pero les terminó encantando.

En 2010 la telenovela entró en el Libro Guinness de récords mundiales

Éxito de “Yo soy Betty, la fea”

Ahora, admitámoslo: nos gusta la telenovela. Este factor ha permitido que la producción colombiana se mantenga vigente e incluso se generen 28 adaptaciones alrededor del mundo.

En 2010 la telenovela entró en el Libro Guinness de récords mundiales y fue reconocida como la más exitosa de la televisión. 180 países pudieron disfrutar de esta historia que fue doblada en 25 idiomas y llegó a alcanzar 54,7 puntos de rating en Colombia.

Recalcamos, el hecho de que “Yo soy Betty, la fea” se mantenga dentro del top 10 de Netflix se debería a varios factores: estrategia de marketing, visualizaciones cortas y enorme empatía del espectador.

Desde su incorporación en 2019 a la plataforma de streaming, la novela más vista en la historia no ha dejado causar impacto. Es asombroso visualizar que a pesar de estrenar nuevas series o películas, la producción colombiana de 1999 se mantiene firme.

Que Netflix destine tanto interés a este tipo de producciones, como también se ha visto con el Señor de los Cielos, Pasión de Gavilanes o Sin Senos No Hay Paraíso, es que la cadena de streaming no quiere dejar de aprovechar sus “huevos de oro”.

Sigue leyendo