Rodrigo Pacheco: Cocinar es la parte más fácil, lo difícil es encontrar un propósito

El chef ecuatoriano nos cuenta el antes, durante y después de su participación ‘The Final Table', serie culinaria de Netflix.

Por Metro Ecuador

Rodrigo Pacheco lleva la pasión por la gastronomía, los sabores y aromas en la venas. La cocina ha sido el corazón de su hogar, así lo comentó en una entrevista con nuestro diario.

El chef ecuatoriano estuvo presente en la serie de Netflix ‘The Final Table Ecuador’ junto a su dupla el colombo-francés Charles Michel. En este concurso competían sanamente con reconocidos chefs de todo el mundo.

 

"Al inicio fue un poco difícil porque sentíamos la presión de trabajar con chefs internacionales, de clase mundial, que  tenían estrellas Michelin y grandes reconocimientos. A nivel de país, Ecuador no era reconocido como una amenaza para ellos. Luego, a medida que la competencia iba a avanzando nos íbamos ganando nuestro espacio".

 

De hecho, este 26 de abril en el Teatro Sánchez Aguilar, en Guayaquil, Rodrigo estuvo junto a Charles para dar el master class ‘The Final Table Ecuador’, con el fin de rememorar la experiencia en Netflix. Además, promover la gastronomía y la alta cocina ecuatoriana. Cabe destacar que un porcentaje de lo recaudado será para la Fundación Amor 7.8, creada por Pacheco en 2016 tras el terremoto de abril.

View this post on Instagram

Ya estamos en Guayaquil ! @charlesxmichel y yo estamos listos para compartir,me hubiese gustado recibir una clase como la que compartiremos el día viernes en el Teatro Sanchez Aguilar. El contenido está diseñado a través de mensajes esenciales adaptados a las necesidades del mundo de hoy además de experiencias valiosas desde nuestra perspectiva culinaria y cómo está puede generar cambios importantes en el futuro de la humanidad. Cocinaremos,manifestaremos nuestra visión a través de creaciones culinarias y por supuesto fortaleceremos públicamente el claro propósito que tenemos con el medio ambiente y con la comunidad presentando el proyecto semilla de nuestra @fundacionamor7.8 en colaboración con fundación @oneecuador.Parte de los fondos recaudados en este encuentro cultural serán utilizados a favor de la educación. La cocina tiene muchas facetas,la mía es vivir en el campo y quiero contarles aquello que he aprendido.Me interesa hacer pais y construir un mejor futuro para la niñez. Muchos años de trabajo se resumen en varios actos donde trataremos temas como la creatividad,la biodiversidad y el futuro de los alimentos,la cosmovision culinaria y el reencuentro cultural. Será una gran oportunidad de transmitir principios fundamentales de conservación y revalorización de nuestros recursos naturales. Si están por Guayaquil,los esperamos 🙂 El link con toda la información esta en mi Bio, hasta el viernes! 🌋🙏🏾🇪🇨 @clubpremium_ec @fundacionamor7.8 @bocavaldivia @tanusas.hotel @tanusas.villas image by @pasaportefoodies

A post shared by 🌋Rodrigo Pacheco🇪🇨 (@rodrigopacheco_bocavaldivia) on

Rodrigo contó a Metro, cuál fue su experiencia en Netflix, el antes, durante y después. Sus planes y cómo nació esta pasión por lo qué hace.

El legado de amor de su familia 

Su madre, Mercedes Erazo, y sus abuelitas Leonor y  Telma le enseñaron lecciones importantes como cocinar con mucho amor, conectarse con ese universo. Lecciones que marcaron su vida.

Su pasión por la gastronomía nace de su madre, Mercedes quien lleva más de 20 años en la televisión y radio, fue la pionera en periodismo gastronómico en el país.

"Desde pequeños nos enseñó a conectarnos con los alimentos y ha estar muy presentes en los procesos culinarios, siendo el corazón del hogar la cocina durante toda la vida. Entonces esas son cosas que te van marcando. teníamos nuestro huerto, nuestros animalitos de granja para que desde pequeños nos conectemos con ese universo de ir a cosechar un vegetal o recolectar un huevito de gallina".

Rodrigo recuerda que la naturaleza los envolvía "Mi abuelita  Leonor y mi abuelita Telma me enseñaron muchas cosas importantes como valores, a cocinar con mucho amor, a tratar los productos, que las cosas simples son las mejores en la cocina. Son lecciones que marcaron un comienzo y que luego fueron completadas con el aspecto académico para finalmente implementar mi propio ingrediente".

View this post on Instagram

Inspiration manifests in diverse ways;what I see in nature I want to express. Those highly evolved leaves maybe known as spines, did not stop me to look all the way into the heart. I like foraging Cacti from the tropical dry forest around @bocavaldivia because I feel that I don’t need to kill the plant, only use what I need and it will re-grow. Creativity is the next step. Ethnobotany is such a solution for humans and also a great way to connect people with nature and the origin of the food, it reflect freshness and educates about alternative sources for us to become less “consumers” and more resourceful, game changers. Love the wisdom of nature 💚🌵🌎🇪🇨 #love#creativity#nature#awareness#ethnobotany#bocavaldivia#manabi#ecuador#360degreesofhonor @bocavaldivia @fundacionamor7.8

A post shared by 🌋Rodrigo Pacheco🇪🇨 (@rodrigopacheco_bocavaldivia) on

 

El chef nos cuenta con mucho cariño que hasta ahora cocinan y realizan creaciones con su mamá. Se definen como un par de locos en la cocina. "Mi mamás está en la cocina todo el tiempo probando cosas nuevas. Casi siempre los platos son un éxito profundo"

 

Charles y Rodrigo

Charles fue su dupla en el programa de Netflix y siempre se caracterizaron por proponer platos que cuentan una historia.

"Yo propuse a Charles porque él ya había trabajado durante 4 temporadas con nosotros en Bocavaldivia y ya teníamos un propósito en común. Nosotros en cada oportunidad, tratábamos de compartir un mensaje social, ambiental o cultural ya sea respecto al país que nos tocaba o trayendo a la luz algún rasgo cultural de nuestras raíces. Manteníamos nuestra identidad.

 

View this post on Instagram

Uno de los momentos más tensos para todos los competidores en #thefinaltable fue Japon, al inicio confeccionamos un menú otoñal Kaiseki, nos fue bastante bien, sin embargo no pasamos directamente al siguiente país, tuvimos que cocinar por nuestras vidas para el Chef Yoshihiro Narisawa, @yoshihironarisawa personalmente uno de los chefs a quien más he admirado en mis años de aprendizaje que por cierto aún continúan, siempre se aprende,más aún en experiencias cómo estás, la de estar de pie esperando a que un chef del calibre de Narisawa, te diga que opina del plato que le preparaste en 60 minutos, sin ningún tipo de planificacion, una legítima competencia de creatividad y profesionalismo para ejecutar un plato inspirado Salaite, uno de los arrecifes más lindos de la costa de Manabi, este plato marcó mi vida para seguir explorando la naturaleza y transformar mis sentimientos y mi visión en creaciones culinarias que trasciendan. Los invito a ver #thefinaltable en @netflix y me cuenten que tal les parece este capítulo y a los que ya lo vieron, leo sus comentarios!! Gracias a todos por el apoyo ✨🇪🇨

A post shared by 🌋Rodrigo Pacheco🇪🇨 (@rodrigopacheco_bocavaldivia) on

 

¿Cómo era la relación con los participantes?

Al principio se eliminaron algunos chefs pero de los que quedamos al final nos llevamos súper bien, tenemos y estamos en contacto semanalmente.

View this post on Instagram

Una de las razones por las cuales decidí participar en #TheFinalTable fue que no existía un premio económico, la competencia siempre fue por honor y por lo tanto honorable. Fue una experiencia muy intensa que cambio de gran manera mi perspectiva acerca del alcance de la cocina y de cómo tenemos en nuestras manos el poder de tocar el alma de la personas, si lo hacemos para bien,las posibilidades son infinitas. Esta representación del honor, representa la calidad humana. A raíz de este sentimiento, decidí que en un futuro próximo, Bocavaldivia será un restaurante de honor, donde la recompensa económica no va a venir propuesta por la cocina si no por el comensal. El tiempo,la pesca, la agricultura, la recolección, la investigación, el trabajo social, todo esto genera un valor que va mucho más allá del aspecto monetario, cocinar por honor es diferente a cocinar por dinero. Este 31 de Diciembre haremos la primera Honor Dinner, y a partir del 2019 transformaremos a Bocavaldivia en un Honor Restaurant al 100% Honor en 360 grados,hacia el equipo de trabajo, honor hacia los seres vivos que entregan su vida, honor hacia el medio ambiente, la comunidad, honor hacia la profesión, honor hacia el cliente, total trazabilidad, una cadena de honor. Mis palabras quedan escritas en piedra. Estoy agradecido de haber compartido con diferentes cocineros del mundo. @bocavaldivia @tanusas.hotel @tanusas.villas @fundacionamor7.8 @dontwatchhungry @netflix #bocavaldivia#purpose#honor#respeto#biodiversidad#tiempo#manabi#ecuador🇪🇨 @cheftimhollingsworth @chefdarrenmaclean @esdras8a @rafafgil @charlesxmichel

A post shared by 🌋Rodrigo Pacheco🇪🇨 (@rodrigopacheco_bocavaldivia) on

 

Experiencia después de Netflix

"En Bocavaldivia hay un antes y un después, a pesar de que el trabajo se ha venido haciendo.  Sí, Netflix trajo una ventana hacia el mundo que ha dado un feedback no solo para Bocavaldicia, si no para el país.  Porque internacionalmente se vio a Ecuador y se pudieron apreciar varios aspectos propios del país por el tema de los productos y de nosotros".

 

Planes para el futuro 

"Lo que estamos haciendo a partir de ahora es construir un nuevo Bocavaldivia mucho más consistente en todo sentido, en el concepto, en la infraestructura, en el propósito, en el funcionamiento, en la operación del sitio  y también irá acompañado de otro restaurante que es menos formal que se llama la Valdivia para conceptualizar la dualidad de femenino y masculino que era muy importante para nuestras cultura. Será en Tanusas, Manabí y proyectamos llegar muy lejos porque estamos convencidos de que la biodiversidad que tiene Ecuador es digna de compartirla a a través de la gastronomía.

Trabajar en diferentes ciudades es la oportunidad de transmitir muchos mensajes, pensamos hacer muchas cosas en las ciudades principales como en sitios naturales con el objetivo de crear conciencia".

Finalmente, Pacheco envía un mensaje a los jóvenes que están entrando a este mundo de la gastronomía. "Cocinar es la parte más fácil, lo difícil es encontrar un propósito. Eso les dará el norte para seguir adelante con éxito".

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo