Ecuador: 176.620 rayos caerán en febrero

En Inamhi ha pronosticado que durante febrero caerán 176.620 rayos en el país. Morona Santiago es la provincia que registra el mayor número de rayos.

Por Eva Acosta

A propósito de la temporada invernal que atraviesa el Ecuador, la Dirección de Pronósticos y Alertas Hidrometeorológicas del Inamhi ha pronosticado la caída de 176.620 rayos durante febrero 2018 en el país.

 

 

Esta etimación, según el Inamhi, se ha calculado con información del sensor óptico (LIS) de la red de satélites TRMM con datos desde 1998 al 2013.

La #Amazonía es la región con mayor probabilidad de rayos en el país, con mayor intensidad en el norte y sur de la región.

El cantón Taisha de la provincia de #Morona Santiago es la ciudad con el registro de rayos más alto, con un valor de 27 rayos cada 10 Km cuadrados.

En la Sierra se presenta con mayor densidad en la provincia de #Cotopaxi, en el cantón Sigchos, con un promedio de 5 rayos por 10 Km cuadrado.

Y en el #Litoral la mayor actividad eléctrica se registra en el cantón Salite, provincia del #Guayas, con un promedio de 10 rayos cada 10 metros.

 

¿Qué son los rayos?

El rayo es el resplandor de luz que vemos cuando en una tormenta se produce una descarga eléctrica. Este resplandor va siempre acompañado de un trueno.

Las tormentas llevan consigo lluvias, vientos, relámpagos, truenos y rayos.

 

¿Cómo se forman los rayos?

El rayo es una poderosa descarga electrostática natural, producida durante una tormenta eléctrica.

La descarga eléctrica precipitada del rayo es acompañada por la emisión de luz (el relámpago), causada por el paso de corriente eléctrica que ioniza las moléculas de aire.

La electricidad (corriente eléctrica) que pasa a través de la atmósfera calienta y expande rápidamente el aire, produciendo el ruido característico del rayo, es decir, el trueno.

 

¿Qué pasa si te cae un rayo?

El 94% de los afectados por rayos sobreviven. No obstante,  si bien el impacto no resulta mortal, las secuelas pueden ser permanentes. Algunas de las consecuencias son las siguientes:

Pérdida de la consciencia, amnesia temporal o pérdida total de la memoria.
Funcionamiento irregular de órganos temporal o permanente. Muerte de miembros u órganos. Pérdida de la capacidad de sentir el frío, consecuencia que, aunque simple, resulta muy incómoda: es muy frecuente en personas con este problema contraer catarros, gripes, pulmonías e hipotermias, que pueden llevarlos a la muerte.

En cifras:

Diariamente se producen en todo el planeta unas 44.000 tormentas.

El número de rayos estimado de 8.600.000, unos 100 por segundo, de lo que se deduce una densidad media anual de rayos para todo el planeta de 6 rayos / km2 .año

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo