Tecnología

¡Impresionante! Estudio de transplante de células en perritos es una esperanza en seres humanos para volver a caminar

Un grupo de especialistas colombianos observaron en las células mucosas un tratamiento para personas con discapacidad.

Un estudio que tiene como objetivo devolver la movilidad y sensibilidad en los perritos, dirigido por el médico colombiano Juan Martín Otalora, arrojó como conclusión que se puede convertir en la esperanza para que personas con discapacidad puedan volver a caminar.

Por medio del transplante de células de mucosa en la columna vertebral en los perros, se da un gran paso para iniciar el mismo tratamiento en seres humanos. El especialista explicó todo el proceso de investigación y funcionamiento en una entrevista exclusiva para Rusia Today.

Este profesional de la salud llevó los primeros análisis en animales pequeños, en especial en caninos que hayan sufrido algún tipo de accidente en su médula espinal y recibieron el transplante de las células mucosas en su sistema nervioso.

El estudio trabajó con cachorros y perros adultos que sufrieron un trauma que les produjera una lesión medular; por ejemplo, un accidente de tránsito. “Somos pioneros en este tipo de transplantes de células de la glía envolvente olfatoria”, aseguró al destacar que Colombia es el precursor en este descubrimiento.

Sobre las células de la glía

Este tipo de células, detalló el especialista colombiano, en la mucosa olfatoria y el bulbo olfatorio de los mamíferos vertebrados, cumplen la función de ser conectores de asistencia y apoyo de las neuronas.

En la mucosa olfativa hay renovación constante de células olfatorias. Todos los días mueren células que captan olores y son reemplazadas por nuevas. Esas nuevas deben dirigir su crecimiento hacia el bulbo olfatorio y hacer conexión con neuronas de segundo orden en ese punto”

—  Juan Martín Otalora, en una entrevista exclusiva para Rusia Today.

Cómo funcionan

Las células de la glía se encargan de guiar a las células olfatorias en el procedimiento de conexión para que sea en el lugar específico del sistema nervioso central, añadió Otalora.

Para determinar el daño, realizaron exámenes previos; uno neurológico y rayos X para obtener imágenes diagnósticas y para descartar alteraciones ortopédicas. Luego, por medio de imágenes de resonancia magnética, se pudo observar con mayor precisión la médula espinal.

Innovación en el estudio

Lo beneficios de todo estudio es que los médicos encargados que trabajan junto con Martín Otalora, ayudaron a perros que sufrieron accidentes, sin necesidad de producirles lesiones para efectuar los estudios.

También para el transplante de las células se utilizó una inyección, con un aguja que atravesaba los músculos del paciente hasta llegar al lugar preciso en donde se encontraba la afección al sistema nervioso.

Resultados

Después de la inserción de las células olfatorias, los pacientes empezaron a responder a los pellizcos en la zonas donde no sentían antes y lograron responder a una recuperación de la sensibilidad.

No estamos diciendo que tenemos la cura total para este padecimiento, pero sí abrimos una ventana de esperanza para que a través de la investigación se siga trabajando y podamos llegar algún día a tener solución a este padecimiento que deja tanto a los humanos como a los animales con discapacidad”.

—  Juan Martín Otalora, en una entrevista exclusiva para Rusia Today.
Tags

Lo Último


Te recomendamos