Noticias

Como si fuera motel: jacuzzi y sillas tantricas habían en celdas privilegiadas de cabecillas en la cárcel de Cotopaxi

Metro Ecuador ingresó a uno de los lugares que fue tomado por líderes criminales para tener el control del centro penitenciario.

Como si fuera motel: jacuzzi y sillas tántricas habían en celdas privilegiadas de cabecillas en la cárcel de Cotopaxi.

Con el acompañamiento de Fuerzas Armadas, Metro Ecuador ingresó al Centro de Privación de la Libertad de Cotopaxi. El centro penitenciario que en los últimos años fue la escenario de violentos enfrentamientos por parte de bandas criminales, volvió a tener el control de las Fuerzas Armadas, luego de que el presidente de la República, Daniel Noboa, lo dispuso el pasado 9 de enero, tras la declaración del estado de conflicto armado interno.

Uno de los detalles que expusieron los elementos de las Fuerzas Armadas durante este recorrido, es que en el pabellón de mediana seguridad, líderes del grupo terrorista ‘Los Lobos’se tomaron instalaciones que eran destinadas para agentes penitenciarios y policías, para la vigilancia del penal. Asimismo, adecuaban su celda de forma exclusiva. Es decir donde tenían que estar cinco personas, solo pernoctaba una.

Realizaron construcciones para reestructurar a su gusto el lugar, por lo que realizaron una suite personalizada, con comodidades, un jacuzzi y sillas tantricas. A diferencia de la celda normal que tenía cada ppl, ellos contaban con ciertos privilegios.

Recomendados

Como si fuera motel: jacuzzi y sillas tantricas habían en celdas privilegiadas de cabecillas en la cárcel de Cotopaxi.

Tenían su propio cuarto con colchón de dos plazas, una base y un baño diferente a los que proporciona a cada interno el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Desde esa zona mantenían el control de los pabellones, como también mantenían seguridad en sus ventanas, además de poseer una bodega personal.

En un video expuesto por las Fuerzas Armadas se puede observar como pernoctaba un reo al interior de este lugar. Contaba con luces led y un bar personalziado, con licores de marcas costozas. Comía platos de lujos, y hasta recibía visitas de su familia. Incluso, hay imágenes de él tomando un baño en un jacuzzi y presumiendo su vida al interior de este reclusorio.

Como si fuera motel: jacuzzi y sillas tantricas habían en celdas privilegiadas de cabecillas en la cárcel de Cotopaxi.

Sillas tantricas por doquier

Tanto en las zonas privilegiadas de los cabecillas, como en oficinas administrativas que eran controladas por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) se encontraron sillas tantricas

Tal y como su propio nombre indica, es un sillón pensado y diseñado para el disfrute de la intimidad con la pareja. La finalidad de este artilugio es la de hacer que el acto sexual sea más cómodo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos