Noticias

¿Se convertirá 2024 en el año más caluroso de la historia?

El año pasado se batieron récords de temperatura. ¿Será 2024 aún más extremo? Metro lo averigua.

Una persona caminando con un termometro representa calor en 2024

El Servicio de Cambio Climático Copérnico (CCCS) de la Unión Europea, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de las Naciones Unidas y la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos anunciaron conjuntamente que 2023 fue el año más caluroso jamás registrado. Los datos, que eclipsan el anterior máximo establecido en 2016, indican un salto significativo en las temperaturas medias de todo el mundo.

El CCCS y la OMM informaron de que el año 2023 fue 1,48 °C más cálido en comparación con los niveles preindustriales. Esta cifra está muy cerca del límite de 1,5 °C establecido por los Acuerdos Climáticos de París de 2015, un punto de referencia que las naciones se comprometieron a no superar a nivel mundial.

“Ocurrirá este año. La temperatura global subirá muy por encima de 1,5°C a mediados de año y con la próxima fase de enfriamiento tropical no bajará mucho por debajo de 1,5°C, así que a efectos prácticos estaremos ahí en 2024″, afirma James Hansen, profesor adjunto que dirige el Programa sobre Ciencia, Conciencia y Soluciones Climáticas del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (EE.UU.).

Los científicos creían desde hace tiempo que alcanzar un aumento de 1,5 °C en las temperaturas globales llevaría décadas. En contra de estas predicciones, los datos de 2023 del CCCS indicaron que todos los días de ese año la temperatura media mundial fue al menos 1 °C más cálida que los niveles preindustriales, y la mitad de los días superó los 1,5 °C. En particular, dos días de noviembre superaron los 2 °C de aumento.

Los datos correspondientes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), que suelen ser más conservadores, situaron la media de 2023 en 1,35 °C por encima de los niveles preindustriales. La NOAA también advirtió de que había una posibilidad entre tres de que las temperaturas de 2024 subieran aún más, y un 99% de probabilidades de que se situara entre los cinco años más cálidos de la historia.

Según algunos expertos, superar el umbral de 1,5 ºC podría tener consecuencias catastróficas para el medio ambiente, como la intensificación de las tormentas, graves sequías, olas de calor extremas e inundaciones devastadoras, lo que plantearía retos sin precedentes para la seguridad y el bienestar humanos.

Hansen, sin embargo, tiene una opinión más conservadora:

“No hay nada mágico en un calentamiento global de 1,5ºC. Sólo veremos un poco más de lo que hemos visto que empieza a surgir: una tendencia creciente a los fenómenos climáticos extremos. Por un lado, olas de calor, sequías e incendios más extremos en verano, pero también tormentas más fuertes, con más episodios de precipitaciones extremas e inundaciones”.

Pero, ¿hay esperanza en la lucha contra el cambio climático?

“Sí. La mejor esperanza es que los jóvenes se den cuenta de que nuestra democracia se ha corrompido. Los políticos de Washington están comprados y pagados por intereses particulares. Debemos tener un tercer partido que no reciba dinero de intereses especiales. Es posible. Los jóvenes han demostrado que pueden comunicarse utilizando las redes sociales y apoyar a un candidato (Barack Obama, Bernie Sanders) - no hay necesidad de aceptar dinero de intereses particulares, como hacen nuestros dos partidos - que se sienten con derecho a unirse a la “élite” cuando son elegidos. Arreglar nuestro clima, y muchas otras cosas, requiere arreglar nuestra democracia sacando la corrupción de Washington. Es posible”, concluyó James Hansen.

La temperatura global subirá muy por encima de 1,5°C a mediados de año y con la próxima fase de enfriamiento tropical no bajará mucho por debajo de esta marca

—  James Hansen, profesor asociado que dirige el Programa sobre Ciencia, Conciencia y Soluciones Climáticas del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, EE.UU.

ENTREVISTA

James Hansen, profesor encargado del Programa sobre Ciencia, Conciencia y Soluciones Climáticas del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, EE.UU.

P: ¿Cree que 2024 será el año más caluroso de la historia?

- Con toda seguridad. El actual fenómeno de El Niño (una oscilación climática tropical natural) y un desequilibrio energético sin precedentes en el planeta (un efecto humano debido al aumento de los gases de efecto invernadero y a la disminución de los aerosoles de origen humano) están provocando un aumento de la temperatura global. El desequilibrio energético significa que se absorbe más energía de la luz solar de la que se emite al espacio en forma de calor. Este desequilibrio se mide con precisión desde el espacio.

P: ¿Qué regiones del mundo son más vulnerables a los fenómenos meteorológicos extremos en 2024?

- Los lugares que ya están al borde del clima extremo, como los trópicos y los subtrópicos en verano: India y el Sudeste Asiático son especialmente vulnerables. Sin embargo, las latitudes medias también son vulnerables al aumento de los fenómenos extremos, como ha podido comprobar el noroeste del Pacífico en los últimos años. Es difícil saber dónde se producirán los fenómenos extremos en un año determinado.

P: ¿Qué medidas preventivas pueden adoptar las autoridades para evitar consecuencias devastadoras?

- El cambio climático es un problema a largo plazo. Sólo puede solucionarse mediante políticas que incidan en el cambio a lo largo de décadas. El gobierno de Estados Unidos está haciendo un pésimo trabajo a la hora de ocuparse de los problemas a largo plazo, como ha demostrado con su enorme gasto deficitario, que en la práctica consiste en pedir dinero prestado a nuestros hijos y nietos.

P: ¿Y los ciudadanos de a pie? ¿Cómo deben prepararse para los fenómenos meteorológicos extremos de este año?

- Es demasiado tarde para cambiar el clima de este año. Nos hemos hecho la cama. Ahora tenemos que dormir en ella. Pero aún podemos influir en el mundo en el que vivirán nuestros hijos y nietos. Y, por supuesto, debemos ser sensatos. Por ejemplo, no comprar una casa en una zona inundable.

P: Si tuviera el poder de hacer un cambio inmediato en la política mundial para influir positivamente en el cambio climático, ¿cuál sería?

- Tasa y bonificación del carbono. Cobrar una tasa a las empresas de combustibles fósiles en las minas y puertos de entrada nacionales y distribuir el dinero uniformemente entre los ciudadanos (depositado electrónicamente en tarjetas de débito). El 70% de los ciudadanos saldrá ganando aunque suban los precios de los combustibles fósiles y de todo lo que se fabrique con ellos; los ricos perderán dinero (tienen una mayor huella de carbono), pero pueden permitírselo. A medida que la tasa aumente con el tiempo, provocará un abandono progresivo del uso de combustibles fósiles en favor de las energías limpias.

Tags

Lo Último


Te recomendamos