Noticias

Captura Directa del Aire: ¿podemos realmente eliminar las emisiones de CO2 del aire?

La captura directa del aire ya se utiliza para extraer dióxido de carbono de la atmósfera y colocarlo bajo tierra o crear productos con él. Esta tecnología está aún en sus primeras fases, pero se espera que se convierta en un importante aliado en la lucha contra el calentamiento global

Captura Directa del Aire (DAC)

El calentamiento global sigue amenazando nuestro planeta y se ve agravado por la presencia de emisiones de CO2 en la atmósfera. La buena noticia es que ya existe una nueva tecnología en desarrollo que podría ayudar a combatir este problema. Se llama Captura Directa del Aire (DAC, por sus siglas en inglés). Se puede definir como procesos químicos que capturan CO2 del aire ambiente mediante enormes máquinas y lo concentran para inyectarlo en un tanque de almacenamiento.

Aunque este método parece innovador, lo cierto es que la DAC pretende ayudar al trabajo de los árboles que llevan millones de años haciéndolo.

“Hay muchos métodos diferentes. Algunos los llevamos haciendo ya mucho tiempo, como plantar árboles, mientras que otros son más novedosos y están en fase de demostración tecnológica, como la captura y almacenamiento directo de carbono en el aire”, explica a Metro el doctor Rob Bellamy, profesor de Clima y Sociedad del Departamento de Geografía de la Universidad de Manchester (Reino Unido).

Recomendados

De hecho, la Captura Directa en el Aire ya es vista como una opción para reducir la presencia de CO2 en la atmósfera por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que en su último informe reitera la necesidad de actuar urgentemente para mitigar el catastrófico cambio climático.

“La eliminación del carbono puede ayudarnos a acelerar la mitigación del cambio climático, a contrarrestar las emisiones residuales de sectores difíciles de reducir como la aviación y la agricultura, y a volver a bajar la temperatura de la Tierra en el caso de que superemos nuestros objetivos de temperatura, como 1,5 grados”.

—  Dr. Rob Bellamy, profesor de clima y sociedad del Departamento de Geografía de la Universidad de Manchester (Reino Unido)

¿Cómo funciona la Captura Directa de Aire?

La Agencia Internacional de la Energía explica que las tecnologías de Captura Directa del Aire extraen el CO2 directamente de la atmósfera. Actualmente se utilizan dos enfoques tecnológicos para capturar CO2 del aire: DAC sólido y DAC líquido. El DAC sólido (S-DAC) se basa en adsorbentes sólidos que funcionan a presión ambiente o baja (es decir, al vacío) y a temperatura media (80-120°C). Mientras que el DAC líquido (L-DAC) se basa en una solución acuosa básica (como el hidróxido de potasio), que libera el CO2 capturado a través de una serie de unidades que funcionan a altas temperaturas (entre 300°C y 900°C).

El CO2 extraído puede almacenarse permanentemente en formaciones geológicas profundas, logrando así el secuestro del dióxido de carbono (CDR por sus siglas en inglés. El gas capturado también puede utilizarse, por ejemplo, en el procesado de alimentos o combinado con hidrógeno para producir combustibles sintéticos. En la transición hacia las emisiones netas cero, el CO2 utilizado para producir combustibles sintéticos tendría que capturarse cada vez más de fuentes bioenergéticas sostenibles o de la atmósfera para evitar las emisiones retardadas de CO2 fósil cuando se quema el combustible.

Aunque esta tecnología parece alentadora para combatir el calentamiento global extrayendo el principal gas de efecto invernadero, los expertos advierten de que debe utilizarse de forma responsable, verificando su eficacia e informando a la población de los avances.

“El principio de eliminar el dióxido de carbono del aire es sencillo en muchos casos; el reto está en la práctica de controlar, informar y verificar cuánto se ha eliminado y si esa eliminación es permanente. Además, está el aspecto social: los distintos métodos de eliminación del carbono suscitan distintas preocupaciones entre la población y el medio ambiente. Tenemos que asegurarnos de que la eliminación del carbono se lleva a cabo de forma socialmente responsable”, concluyó Bellamy.

18

centrales DAC en funcionamiento hay en Europa, Estados Unidos y Canadá.

Ejemplos y productos relacionados con los DAC

Centros DAC

Los centros de Captura Directa del Aire desarrollados por Southern Green Gas en Australia son granjas de carbono alimentadas por energía solar donde el CO2 se extrae de la atmósfera y se almacena bajo tierra o se transforma en nueva vida. Los centros constituyen la base de un ecosistema alimentado por energía solar que captura carbono, lo transforma para nuevos fines ecológicos o lo almacena bajo tierra.

Orca

Es una máquina de gran tamaño, desarrollada por Climeworks. Situada en Islandia, captura el dióxido de carbono de la atmósfera para transformarlo en rocas. Orca puede absorber hasta 4k toneladas de CO2 al año.

Zapatillas Cloudprime

Una empresa logró convertir el CO2 extraído de la atmósfera en material para fabricar zapatillas. La marca deportiva suiza On consiguió reutilizar los residuos de carbono en calzado totalmente funcional y respetuoso con el medio ambiente. Las zapatillas de correr Cloudprime se basan en un nuevo material de espuma llamado CleanCloud, que se fabrica utilizando emisiones de carbono.

Entrevista

Brett Cooper, director de desarrollo de negocio de Southern Green Gas, que dirige el proyecto de captura directa de aire

P: ¿Cuál es el proceso y la tecnología que utilizan para extraer CO2?

- Desarrollamos módulos DAC que funcionan con energía renovable y utilizan un material sorbente de marco orgánico metálico (MOF) líder en el mundo. Durante la adsorción, nuestra tecnología sopla aire a través de cartuchos que contienen MOF y, a continuación, utiliza un proceso de temperatura/vacío para extraer el CO2 del MOF y regenerarlo para la siguiente ronda de absorción.

P: ¿Qué ocurre con el CO2 extraído?

- El CO2 generado por nuestro DAC puede utilizarse para la eliminación de carbono a largo plazo (por ejemplo, mediante geosecuestro profundo) o para combinarlo con hidrógeno verde en proyectos “Power to X” con el fin de producir eFuels como metanol verde y queroseno verde (es decir, combustible de aviación sostenible).

P: ¿Cuáles son los principales retos de la extracción de CO2?

- El coste de capital de los equipos de extracción DAC y la carga energética necesaria para su funcionamiento.

P: ¿Cómo puede ayudarnos la captura directa del aire a combatir el calentamiento global?

- Existen dos vías: eliminando el CO2 existente en la atmósfera; y sustituyendo los combustibles fósiles por eFuels, que implican “carbono circular” en lugar de emitir carbono fósil adicional procedente del subsuelo.

P: ¿Qué futuro le espera a la extracción de CO2?

- Estamos siguiendo dos vías complementarias para la ampliación masiva del DAC para la extracción de CO2: el diseño modular de los extractores de DAC para permitir su fabricación en masa con grandes reducciones en Capex; y la investigación en curso del MOF para reducir su coste de fabricación, aumentar su longevidad y reducir la carga de energía tanto para la absorción como para la desabsorción del MOF.

Tags

Lo Último


Te recomendamos