Noticias

“Lo perdimos todo”: el doloroso recuerdo que cuentan los familaires víctimas del aluvión de La Gasca un año después

Se cumple un año del desastre natural que provocó pérdidas los moradores de La Gasca y la Comuna de San Millán.

Aluvión de La Gasca

El pasado 31 de enero de 2022, un hecho conmocionó a Quito. El aluvión de La Gasca, que se llevó todo a su paso, acabando con hogares y vidas de ciudadanos de este sector y de la Comuna de San Millán. A un año de este acontecimiento, sobrevivientes y familiares de las víctimas se pronuncian y recuerdan con dolor a quiénes ya no están.

“No nosotros lo perdimos todo. La avalancha se llevó la casa. Allí falleció mi hija, allí falleció mi suegra, a mí me arrastró una cuadra más abajo. De entre los palos que estaban ahí, yo me alcancé a agarrar. Ahí estuve en el Hospital Metropolitano”, cuenta Luis Iza, sobreviviente y familiar de personas fallecidas en una entrevista para Pichincha Comunicaciones.

Asimismo, continúa: “ente el día lunes y salí el día el jueves, porque era al traslado de los cuerpos de mi hija y de mi suegra y tenía que estar allí. Me conseguí una silla de ruedas. Luego me fui a la casa de mi cuñado porque ya no tenía a donde llegar”.

“Nosotros que nos quedamos sin casa, creímos que teníamos la esperanza de que nos reubiquen en alguna parte, pero no. Otros recibieron ayuda. Yo que perdí todo no recibí ni un bloque, ni un quintal de cemento”.

“Los que si nos ayudaron fueron vecinos, conocidos de mi suegra, que nos conocían. Yo viví ahí en mi casa más de 30 y mi abuelita más de 30 años”.

¿Recibieron respaldo por parte de las autoridades?

Además, indicaron que por parte del Gobierno y las autoridades municipales no recibieron una ayuda concreta: “Solo se acercaron a ofrecer a donde reubicarnos”.

En estos momentos, varias instituciones están trabajando en conjunto para poder lograr darles una especie de vivienda en la Universidad Centra y puedan continuar con sus actividades cotidianas.

“Estamos mal. Hay veces que uno trata de olvidarse, pero los recuerdos vienen de golpe. Es como si ellos (familiares que fueron víctimas) estuvieran entrando a la casa. Hoy no sentimos peor”

—  Luis Iza

Por otro lado, aseguró que está siendo atendido por médicos del Municipio. Sin embargo, para los tratamientos y las medicinas no le alcanza su dinero.

“Yo tengo que hacerme una tomografía de la cara y de los pulmones. Eso me toca pagar y es muy caro”, aseguró Iza.

Tags

Lo Último


Te recomendamos