Quito

Candidato Omar Cevallos trabajará con ligas barriales para promover la seguridad, con recreación, arte, deporte y cultura

El candidato Omar Cevallos indica que la planificación estratégica es necesaria para avanzar en las obras que necesita la ciudad.

Omar Cevallos, candidato a la Alcaldía de Quito

Omar Cevallos, quiteño de 64 años de edad, nacido en el Centro Histórico de Quito, afirma que la característica fundamental de su personalidad, y que puede aportar a Quito, es la experiencia, la capacidad y el conocimiento.

“Creo que lo que le ha faltado a Quito es una adecuada planificación. El último alcalde que dejó una planificación estratégica a largo plazo fue Rodrigo Paz Delgado, dando paso a avances como el Trolebús, agua potable hacia Calderón, entre otras obras. Por eso, creo que la planificación estratégica es lo fundamental, pensada en ejes de: movilidad, medio ambiente, economía, género, de donde se desprenden objetivos a corto, mediano y largo plazo”, indica.

Es por eso que propone una reinstitucionalización del Municipio. Según su criterio, las competencias de los entes municipales están dispersas, por lo que hay que ir definiendo las tareas que debe cumplir cada institución y determinar las responsabilidades de la administración y el manejo.

Cevallos indica que su candidatura a Alcalde de Quito, por la lista 1, Centro Democrático, fue producto de su experiencia y del conocimiento que tiene de los barrios y parroquias de la capital: “Siempre me he manejado con una actitud y una predisposición al diálogo con todos los sectores, como Presidente de la Concentración Deportiva de Pichincha, ex Ministro de Deportes y concejal de Quito”.

Además, cree que la gente de Quito está cansada y decepcionada de lo que ha pasado en la política en los últimos años, por lo que su candidatura que viene de un pensamiento centro-ideológico, sumada a su experiencia, le da las herramientas para poder administrar esta ciudad.

¿Qué solución propone para los baches?

— Pasa por una planificación estratégica adecuada. El problema del estado de las calles es porque no ha habido un mantenimiento permanente durante más de 15 años. Este trabajo vial tiene que estar planificado durante todo el año .

¿Cuál es su propuesta de seguridad?

—Se debe dar la atención a las UPC, reconstruirlas o adecuarlas, y dotarlas de tecnología moderna. Creo que lo más importante es la apropiación del espacio público a través de una red social que es importantísima en Quito y que muy pocas ciudades tienen, que son las ligas barriales. A través de ellas, se puede activar la recreación, el deporte, la cultura, el arte, de tal forma que seamos nuevamente dueños de nuestro espacio y logremos mitigar la delincuencia. Evidentemente, hay que procurar buena iluminación y seguridad, que la daremos a través de los Agentes Metropolitanos de Control.

¿Qué pasará con el pico y placa o cuál es la alternativa?

—Esta es otra de las medidas que como gobierno no está dentro de una planificación. Lo primero que voy a hacer es nombrar a la autoridad única de movilidad, ya que actualmente las competencias están totalmente dispersas. La Empresa de Obras Públicas todavía tiene el manejo de la semaforización, por ejemplo. Para esto, tenemos que establecer el plan maestro de movilidad, donde se determinará la necesidad o no del Pico y Placa u otras alternativas.

Además, necesitamos que el tránsito mejore en la ciudad. Debemos lograr que no suban tantos vehículos desde los valles o de Carapungo y Calderón y con la operación del Metro de Quito motivaremos a que los ciudadanos de sur y norte se movilicen en esta alternativa.

¿Qué hacer con el problema de la basura?

—Desde el 2019, advertí que el relleno sanitario de El Inga estaba por colapsar. Yo aspiro a que de la basura orgánica se fabrique o se consiga Biodiésel, u otras tecnologías mucho más importantes, como la obtención de hidrógeno para la movilidad.

Pienso que después de mi administración, Quito tendrá plantas para el manejo de desechos orgánicos y se pueda conseguir el combustible necesario para todo el transporte público del Municipio de Quito. Además, acuñé una frase: “en Quito seguimos enterrando plata”, por lo que debemos impulsar iniciativas para aprovechar la mayor cantidad de basura y tratar de enterrar el porcentaje mínimo en cualquier relleno.

¿Cómo funcionará el Metro?

— Se debe hacer de forma técnica. Yo me contacté con uno de los mejores técnicos del mundo, un ecuatoriano graduado en la Politécnica Nacional que ya ha inaugurado tres líneas de Metro en el mundo. Él es una de las personas que podría ayudar a solucionar este problema.

Tags

Lo Último


Te recomendamos