Noticias

Ecuador lanzará en febrero su Plan Nacional de Adaptación al cambio climático

El PNA se presentará el próximo 7 de febrero.

Ecuador lanzará en febrero próximo su primer Plan Nacional de Adaptación (PNA) al cambio climático, construido con el aporte de más de 2.000 actores que participaron en distintos talleres, informó este miércoles el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (Maate).

Según el titular del Maate, Gustavo Manrique, el PNA se presentará el próximo 7 de febrero.

En el PNA, que está en etapa final de construcción, participaron representantes del sector público, privado, gobiernos autónomos descentralizados, academia, investigadores científicos y sociedad civil en general.

La construcción de este instrumento de política pública, liderada por la Subsecretaría de Cambio Climático (SCC) del Maate, cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la financiación del Fondo Verde para el Clima (GCF).

Esto con el fin de tener un marco de referencia para la implementación de medidas de adaptación en los sistemas naturales y humanos más vulnerables que permitan hacer frente a los efectos adversos del cambio climático, volviéndolos más resilientes a esta problemática, indicó el Ministerio.

En el proceso de construcción del PNA se han llevado a cabo unos 60 talleres a nivel nacional orientados a mejorar las potencialidades de todos los actores involucrados en temas de cambio climático, riesgo climático y clima futuro.

“A pesar de que las emisiones de gases de efecto invernadero del Ecuador son mínimas a nivel mundial, no está exento a la problemática climática, por lo que resulta prioritario enfocarse en la adaptación al cambio climático”, dijo Karina Barrera, Subsecretaria de Cambio Climático del Maate.

Apuntó que el PNA es un trabajo que comenzó en 2019, “desarrollando importante información como los análisis de riesgo climático enfocados en los impactos observados a nivel nacional como las inundaciones y sequías”.

INFORMACIÓN EN TALLERES

Los últimos talleres para la elaboración del PNA se desarrollaron en octubre y noviembre pasados, en Loja, Portoviejo y Cuenca.

En Loja es una de las provincias donde se evidencia una mayor afectación de la crisis climática por los impactos de la sequía.

Las reuniones de trabajo permitieron evidenciar necesidades para Loja con respecto a la gestión de la sequía como la conformación de comités de gestión de riesgo climático, protección y conservación de bosques protectores de recursos hídricos.

Asimismo, distribución equitativa del agua, creación de sistemas silvopastoriles, diversificación de actividades productivas, entre otros.

En el taller en Portoviejo, los participantes propusieron la puesta en marcha de obras de drenaje, captación de aguas lluvias, conocimiento de medicina tradicional paliativa, diversidad de cultivos en altura, plan de acción y prevención ante riesgos de inundación local y comunitario, y desarrollo de economía circular.

En el taller en Cuenca, dirigido a miembros investigadores de las universidades de Cuenca y Azuay, se destacó la importancia de contar con líneas claras de investigación que puedan medir las pérdidas y daños de los impactos de la crisis climática, a través de herramientas de riesgo climático establecidas para cada sector.

Los presentes propusieron también crear una sinergia de trabajo entre la academia, el sector público y privado para orientar esfuerzos y obtener mejores resultados.

Como una acción complementaria, en diciembre pasado se socializó, en Quito, el PNA y los objetivos propuestos con delegados técnicos de diferentes carteras de Estado que pertenecen al Comité Interinstitucional de Cambio Climático.

Tags

Lo Último


Te recomendamos