Noticias

Niña se salva de mordedura de serpiente al morder de vuelta al reptil

Una niña en Turquía se salvó de morir por una picadura de serpiente gracias a que su reacción fue devolverle el mordisco al animal

Animales relacionados a terremotos

El karma tiene unas maneras extrañas e interesantes de manifestarse y así se demostró con un curioso caso que fue reportado en el medio británico The Mirror cuando una niña de 2 años en Turquía se logró salvar de morir a causa de la picadura de una serpiente luego de que su reacción fuera devolverle el mordisco al reptil.

La niña, que ha sido identificada por sus iniciales como S. E., se encontraba jugando en el jardín trasero de la casa familiar, en el pueblo de Kantar, en la provincia turca de Bingol, cuando sus gritos hicieron correr a los vecinos a su ayuda.

Los vecinos encontraron a la serpiente en la boca de la niña

Al llegar, los vecinos descubrieron que la pequeña tenía una serpiente de 50 centímetros de longitud atrapada en su boca, junto con una marca de mordedura en su labio inferior.

Según la información que recogieron los medios locales, uno de los vecinos fue quien mató a la serpiente y posteriormente le brindó primeros auxilios a la niña, antes de llamar a los médicos para que acudieran cuanto antes.

La pequeña, que fue llevada al Hospital Maternoinfantil de Bingol, donde permaneció en observación durante 24 horas, ya se encuentra estable y recuperándose, según informó The Mirror, y no habría sufrido mayores daños.

Mehmet Ercan, el padre de la menor, fue entrevistado en el hospital y comentó que el mordisco de la niña fue un acto reflejo para defenderse de la serpiente. “Alá la ha protegido, de verdad”, dijo Ercan, que se encontraba trabajando durante el momento del ataque y por eso fueron los vecinos los que acudieron al rescate de la niña.

Nuestros vecinos me han dicho que la serpiente estaba en la mano de mi hija, estaba jugando con ella y luego la mordió. Entonces ella mordió a la serpiente como reacción”, agregó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos