Noticias

Cierran juego de francotirador en parque temático en Florida en medio de ola de tiroteos masivos

El parque de diversiones ICON Park, en Florida, detuvo su nuevo juego de disparo ‘Bullseye Blast’ en medio de críticas tras los recientes tiroteos en Estados Unidos.

La ola de tragedias que ha sacudido a Estados Unidos en los últimos meses continua teniendo consternada a toda esa nación. En medio de esto, el parque de diversiones ICON Park, en Florida, donde un adolescente murió al caer de una de las máquinas a principios de este año, detuvo su nuevo juego de disparos láser en medio de críticas de luego los recientes tiroteos masivos en el país.

En el mencionado parque de diversiones, los que se montan en la rueda gigante The Wheel pueden pagar 5,95 dólares adicionales para participar en el juego “Bullseye Blast”, en el que pueden disparar láseres a 50 objetivos ubicados estratégicamente en techos de todo el parque.

En un comunicado emitido el pasado sábado, los funcionarios del parque dijeron que si bien el juego fue “bien recibido” por los clientes, otros cuestionaron su existencia luego de los tiroteos masivos recientes en Chicago, Uvalde y Buffalo.

“La industria de las atracciones tiene muchos juegos con dispositivos de disparo similares, por lo que tiene opciones limitadas al explorar el juego. Sin embargo, creemos que se puede y se debe diseñar un dispositivo que no ofenda a nadie en la comunidad”.

La descripción del Bullseye Blaster decía: “Para obtener el puntaje más alto posible, los jugadores deben acertar tantos blancos como sea posible con su láser durante el paseo de 18 minutos”, en la rueda de la fortuna, que tiene unos 122 metros (400 pies) de altura.

Las promociones de la atracción presentaban fotos de pasajeros apuntando con pistolas láser desde The Wheel, lo cuál se ha vuelto una imagen sensible para algunos luego de los tiroteos. “¡Esto es de mal gusto!”, tuiteó la senadora demócrata de Orlando, Linda Stewart.

El parque ubicado en Orlando sigue en el centro de la controversia desde que un niño de 14 años llamado Tire Sampson, de Missouri, se cayera de la torre Free Fall y muriera a principios de este año.

Más adelante, una investigación arrojó que el adolescente pesaba unos 45 kilos por encima del límite de peso que exige la atracción pero de igual forma, su familia ya presentó una demanda.

Tags

Lo Último


Te recomendamos