Noticias

Ecuador levanta cláusula de “fuerza mayor” en el sector petrolero que fue afectado por movilizaciones

El Gobierno ha estimado que las protestas sociales generaron pérdidas por más de 510 millones de dólares en el sector petrolero.

El Gobierno Nacional levantó cláusula de “fuerza mayor” impuesta el pasado 19 de junio por las movilizaciones que fueron convocadas por el movimiento indígena. En los 18 días de paralizaciones, el sector petrolero fue uno de los más afectados por las protestas.

El Ministerio de Energías y Minas publicó un comunicado vía Twitter que el encargado de la cartera de Estado, Xavier Vera, emitió la resolución para dejar sin efecto la cláusula de “fuerza mayor a todas la operaciones de la cadena de valor de los hidrocarburos”.

Además, indicó que las movilizaciones que se desarrollaron del 13 al 30 de junio “derivaron en la afectación de la infraestructura y la paralización parcial de la operatividad hidrocarburífera”, sobre todo en la Amazonía, donde se asienta la producción de la industria.

Asimismo, informó que ya ha notificado de manera oficial a las petroleras privadas que operan en el país, así como a la estatal Petroecuador y a la agencia que supervisa al sector, para que retomen sus funciones.

“Esta decisión fortalecerá las operaciones del sector petrolero del país, además de mantener el cumplimiento de los cronogramas establecidos en cuanto a los cargamentos de exportaciones de crudo al extranjero”

—  Ministro de Energía y Minas.

El ministerio de Energía recordó que la declaración de fuerza mayor, por caso fortuito o emergente, “permitió blindar al país frente a posibles demandas legales por incumplimientos en las cláusulas contractuales con las empresas internacionales” que comercializan el crudo ecuatoriano.

Petroecuador ha estimado que las protestas sociales generaron pérdidas por más de 510 millones de dólares en el sector petrolero. Durante las paralizaciones se cerraron más de mil pozos de extracción de crudo como medida de precaución, o por la presencia de manifestantes en las instalaciones.

La estatal calculó que durante las protestas se dejaron de producir 1.997.685 barriles de crudo y no se pudieron comercializar 1,08 millones de barriles, lo que generó pérdidas por 512.991.044 dólares, si se considera que el precio del barril se encontraba en 101,9 dólares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos