Noticias

El perrito atropellado en el sur de Quito se llama Cibu y tiene 17 años: su pronóstico es reservado

Un conductor desalmado atropelló a propósito a un perro en el sur de Quito. En redes sociales se pide justicia

Cibu fue atropellado cruelmente por un conductor que no se inmutó ni frenó al ver a tres perros que estaban en la calle. Su estado es crítico pues producto del atropellamiento tuvo una fuerte lesión en su columna.

El perrito fue adoptado hace 12 años por todos los vecinos del barrio Aymesa, en el sur de Quito, quienes se han encargado de alimentarlo y cuidarlo. Ya es algo mayorcito pues tiene 17 años y junto a el también viven dos perros comunitarios, quienes eran los que se encontraban con el can el día del accidente.

Los órganos de Cibu no quedaron afectados a raíz del impacto pero sí su columna por lo que su estado es grave y se encuentran descartando posibles fracturas.

Recomendados

Los moradores del sector están muy consternados por lo sucedido y entre lágrimas piden a las autoridades que este caso de maltrato animal no quede impune y den con el responsable que según informó la Agencia Metropolitana de Control (AMC), el responsable ya fue identificado.

La Unidad de Bienestar Animal (Urbanimal) luego de la averiguación realizada junto con la Agencia Metropolitana de Control (AMC), localizó el domicilio del presunto responsable quien era vecino del sector.

Al sospechoso se le notificará el inicio de la actuación previa correspondiente con base a los videos de cámaras de seguridad que servirán como prueba al respecto.

¿Qué sanción enfrentaría el conductor?

El maltrato animal es considerado como un delito de acción privada, según lo establece el Código Orgánico Integral Penal (COIP). El artículo 249 señala que “se sancionará con pena privativa de libertad de dos a seis meses a la persona que lesione a una mascota o animal de compañía. Si la conducta se realiza como consecuencia de la crueldad o tortura animal será sancionada con cárcel de seis meses a un año”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos