Noticias

Este material es ligero como la espuma pero protege como el metal

Metro investiga cómo funciona el nuevo material amortiguador y cómo podría utilizarse

Muchas empresas y científicos trabajan para mejorar la durabilidad y la seguridad de los equipos de protección. Y recientemente un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) ha logrado un gran avance al crear un material amortiguador que protege como el metal, pero es más ligero, fuerte e incluso reutilizable.

Según sus creadores, el nuevo material, similar a la espuma, podría convertirse en un revulsivo para cascos, chalecos antibalas y piezas de automoción y aeroespaciales.

Una de sus principales características es la extrema capacidad de absorción de energía, que puede proteger a las personas de accidentes y choques que pongan en peligro su vida.

“El material ofrece más protección frente a una amplia gama de impactos, pero al ser más ligero podría reducir el consumo de combustible y el impacto medioambiental de los vehículos, al tiempo que resulta más cómodo para los usuarios del equipo de protección”, explica a Metro Sung Hoon Kang, profesor adjunto de ingeniería mecánica de la Universidad Johns Hopkins (EE UU) y autor principal del trabajo.

El equipo de investigación aumentó la capacidad del material para resistir impactos utilizando elastómeros de cristal líquido de alta absorción de energía, que se han utilizado principalmente en actuadores y robótica.

Durante los experimentos para probar la durabilidad del material, éste soportó golpes de objetos que pesaban entre 1,8 y 6,8 kilogramos, alcanzando velocidades de hasta 35 kilómetros por hora. El equipo confía en que el acolchado pueda absorber con seguridad impactos aún mayores.

Metro habló con el profesor Kang para saber más.

“Queríamos aumentar la capacidad de los materiales para soportar impactos mediante el uso sinérgico de una geometría similar a la espuma con elastómeros de cristal líquido de alta absorción de energía”.

—  Sung Hoon Kang, profesor adjunto de ingeniería mecánica de la Universidad Johns Hopkins, de EE.UU.

35

km/h es la velocidad de impacto que soportó el material durante las pruebas.

“Queríamos aumentar la capacidad de los materiales para soportar impactos mediante el uso sinérgico

¿Qué aplicaciones puede tener este material?

-Cascos

-Cascos de protección

-Piezas de automóviles

-Piezas aeroespaciales

Entrevista

Sung Hoon Kang

profesor adjunto de ingeniería mecánica de la Universidad Johns Hopkins y autor principal de la investigación

P: ¿Cómo se les ocurrió crear este nuevo material similar a la espuma?

- Nos dimos cuenta de que los materiales que componen los parachoques de los coches y los acolchados de los cascos actuales no se comportan bien ante los impactos a alta velocidad y, a menudo, no son reutilizables. Así que quisimos aumentar la capacidad de los materiales para resistir los impactos mediante el uso sinérgico de una geometría similar a la espuma con elastómeros de cristal líquido de alta absorción de energía, que suelen encontrarse en los actuadores de la robótica blanda.

P: ¿Por qué tiene las cualidades de protección de un metal?

- La cantidad de energía que el material puede absorber por un volumen determinado (por ejemplo, la densidad de absorción de energía) es comparable a la de un metal. Por tanto, decimos que es comparable al metal en cuanto a la densidad de absorción de energía (o capacidad) mientras que nuestro material puede ser reutilizable mientras que el metal no.

P: ¿Cuáles son las principales características de este nuevo material?

- El nuevo material, similar a la espuma, no sólo ofrece una mayor protección contra una amplia gama de impactos, sino que, al ser más ligero que el metal, podría reducir el consumo de combustible y el impacto medioambiental de los vehículos. Además, hará que los equipos de protección sean más cómodos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos