Noticias

¿Se cae el internet cuando llueve, qué puedo hacer?

Expertos recomiendan proteger los equipos que proveen internet para evitar que les ingrese agua.

En los días lluvioso el internet es lento, incluso, se cae. De hecho, en algunas encuestas que no son de sin carácter científico, el 32% de los consultados denuncian cortes del servicio por el mal clima. Muchos lo aseguran, pero ¿hay relación entre los fenómenos atmosféricos y la conexión a internet?

“Todos sabemos que a la electricidad no le gusta el agua. De hecho, no es necesario que el agua entre en contacto con el cobre –seguramente cortocircuitarían– para que se pierda conectividad: basta con que la humedad del ambiente sea suficientemente alta para que se pierda parte de la señal”, explica a Aristóteles Cañero, experto en Telecomunicaciones.

En el caso del internet que cuando llueve se pone lento o se va, los expertos dicen que no hay una teoría oficial que certifique que el daño se da por el clima.

“Lo que sí se puede dar fe es que cuando el agua entra a las cajas de cables o terminales podría ocurrir un daño grave. Por eso, la recomendación es que por estos días de lluvias se cubra el área donde están los equipos que proveen internet, por ejemplo los routers de wifi, la caja de cables, incluso los tomacorrientes”, dice el experto.

¿Se satura la red?

Es posible que durante una tormenta o fuerte lluvia sí se presenten saturaciones de la red, pero es porque  gente se queda en casa y, en consecuencia, un mayor número de personas se conectan a internet, lo cual puede provocar saturaciones puntuales en la red.

Sin embargo, “estas saturaciones solo tendrían afección en clientes con acceso ADS (cable), siendo casi imposible que un usuario de Fibra tenga el mismo problema, ya que lo único que se comparte es el router de central (OLT), el camino hasta dicha central es individual y sin saturaciones”, explica Emilio-blogger, quien escribe para la comunidad digital Blog Movisfera.

En el caso del ADSL solo se comparte el router de central, pero algunas centrales de ADSL más viejas, pocas y en proceso de cierre, tienen tarjetas de red (la salida de todos los usuarios que convergen en esa tarjeta) cuya salida hacia internet tiene un ancho de banda pequeño y del que pueden estar numerosos clientes compartiendo esa velocidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos