CEO

Juan Carlos Posada: Avon te invita a “mirar de nuevo” e impulsar tu negocio este 2022

Empoderamiento. Avon es una marca a nivel mundial que fomenta la independencia económica de las mujeres y su desarrollo.

Avon lleva 135 años en el mundo y es la compañía que inventó el modelo de venta directa, un modelo atractivo que ha sido implementado incluso por muchas compañías en el mundo. Así la anuncia Juan Carlos Posada, gerente General de Avon Ecuador, con quien conversamos sobre el presente de la compañía, sus proyectos y su visión a futuro.

Su principal pilar, la red de representantes de Avon, para quienes la marca ha puesto todo su esfuerzo para acompañarlas durante la pandemia, con la apertura de canales que les permita mantener su negocio vivo y poder ejercerlo de forma segura.

¿Qué hizo Avon para adaptarse durante la pandemia?

— Somos una empresa que cree en el poder de la comunidad. Si bien Avon ya tenía avances en términos digitales, la pandemia aceleró este proceso y tuvimos que adaptar y desarrollar herramientas nuevas para que a través de un celular, cualquiera de nuestras 100 mil representantes en el país puedan realizar su negocio sin salir de casa.

En este tiempo sucedieron cosas interesantes. Antes, nuestras representantes vendían sus productos con su círculo de influencia directo, en su barrio o en su ciudad. Hoy, vemos representantes que en sus tiendas digitales, a través de las aplicaciones de Avon, pueden llegar a cualquier punto en el país, sin ninguna restricción.

Es por eso que, además de lo digital, hicimos énfasis en el entrenamiento, porque herramientas hay muchas, pero la diferencia es la capacitación. Es por eso que diseñamos una “universidad en Avon” que incluye varios módulos con los que, dependiendo de su madurez tecnológica, pueden ir avanzando en estos programas y lograr las metas que se propongan. De nuevo, con la facilidad de un celular, lo único que necesitan.

¿Cuántas personas son parte de la comunidad de Avon?

—Tenemos 100 mil representantes, empresarias independientes, que manejan su tiempo. Ingresar a Avon es muy fácil y reitero, solo necesitan su celular. No hemos abandonado el trato presencial porque hay personas que siguen trabajando de esa manera, ya que en nuestra cultura la cercanía es importante.

Pero, 20 mil de ellas han abierto tiendas virtuales en la plataforma de Avon, con todos los beneficios y descuentos que ofrecemos. Si eres un consumidor final y quieres comprar a Avon, ingresas a la página web con tu dirección, el sistema te georeferencia y te recomienda una representante. Si deseas, puedes pagar directamente a la compañía y te llega el pedido a la dirección registrada. Incluso sin interacción con la representante, la venta genera comisión para ella. Ahí está lo lindo de nuestro negocio.

¿Se siente una reactivación económica en esta industria?

—El año pasado fue bastante complejo para todos. Afortunadamente por el tipo de negocio, nosotros llegábamos directamente a las casas de los consumidores y de las representantes. Fue muy corto el tiempo que estuvimos sin operar, pero cumpliendo con todas las regulaciones, nuestra compañía siguió operando y fuimos capaces de mantener vivo el negocio de nuestras representantes.

Por el contrario, este año vimos una reactivación importante. La vacunación ha permitido una economía más dinámica y se refleja en categorías que fueron muy afectadas, como maquillaje y fragancias, con una recuperación a doble dígito.

Estamos muy positivos con lo que está pasando en el país y queremos seguir dando ejemplo de cuidarnos, por lo que nuestros eventos, reuniones o capacitaciones continúan siendo virtuales.

Avon se ha posicionado por sus campañas y proyectos en apoyo a las mujeres, ¿cuáles se han desarrollado?

—Si bien somos una compañía que trabajamos por nuestras representantes, también buscamos el empoderamiento femenino y equidad.

A través de la Fundación Avon para la Mujer, una de las más grandes del mundo con varias acciones relevantes en la sociedad, tratamos de convocar y articular diferentes fuerzas como gobierno y sector privado para generar mensajes y campañas sobre la violencia de género contra mujeres y niñas, flagelo que ataca al mundo desde hace tantos años y se ha vuelto más complejo que la misma pandemia.

Datos dramáticos y tristes como los que detallo a continuación, nos llenan de energía y motivación para seguir luchando contra esto: en el primer semestre de 2021, 68 feminicidios ocurrieron en Ecuador; 53 en el 2020. Según la Alianza para el Monitoreo y Mapeo de Femicidios en Ecuador, ocurre uno cada 41 horas. De acuerdo a cifras del INEC, 65% de las mujeres han sufrido violencia de género, el 30% dentro de sus hogares y 43% por parte de su pareja. El 57% ha sufrido violencia psicológica, el 35% física y el 32% violencia sexual.

Además, desde 2014, según cifras oficiales, han ocurrido 388 feminicidios, mientras que otras organizaciones señalan 748.

De su lado, la Fiscalía General del Estado, entre febrero y abril del 2020, registró 705 eventos de violación, 840 de abuso sexual y 155 de acoso sexual.

Desafortunadamente la pandemia aceleró muchos de estos perversos comportamientos que están arraigados en nuestra sociedad desde hace muchos años. Como Avon sentimos el llamado y la responsabilidad de generar conciencia el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género. En esa fecha lanzamos la campaña #SiNoHaySíEsNo, que durante 16 días de activismo busca comunicar que el consenso es muy importante en cualquier tipo de relación interpersonal.

¿Qué otras acciones se realizan para apoyar a las mujeres?

— Avon tiene tres pilares de responsabilidad social: la lucha contra la violencia de género de la que hablamos, el empoderamiento y equidad de género, y la prevención del cáncer de mama.

En Avon tenemos un Comité de Equidad donde buscamos dar cada vez más oportunidades. Es por eso que, en nuestro comité gerencial, el 50% son mujeres; mientras que, en el clúster andino, el 65% de los cargos gerenciales son ocupados por ellas. Y esto se debe a que sus capacidades son valoradas, que existe confianza absoluta en el liderazgo femenino y en su enorme contribución a nuestra compañía.

Avon propone también un nuevo concepto de marca: “Mira de Nuevo”, que nos refleja como una compañía inclusiva y democrática, que invita a una nueva relación con nosotros mismos y con los demás, exaltando sueños y aspiraciones. Además, es una invitación a que más mujeres toquen nuestra puerta. Tenemos historias de éxito, de personas que no son superhéroes ni grandes artistas pero que pueden empezar su negocio con una compañía como Avon. Tenemos todas las herramientas que han permitido que un número importantísimo de mujeres, que son cabeza de hogar, puedan llegar lejos, algo que no se habrían imaginado.

Como anécdota, en una reunión virtual con un grupo de representantes, me contaban que no veían muy fácil ingresar a este negocio porque solo se podía realizar tocando puertas, pero ahora saben que su teléfono celular es una gran herramienta y la propuesta les parece atractiva. Una de ellas, perdió su empleo y debía cuidar de sus hijos durante la pandemia. Alguien le habló de Avon, aprovechó sus contactos y redes sociales, y se atrevió a emprender.

Es por eso que les invito a que se atrevan, que miren de nuevo las oportunidades y que crean en ustedes que son capaces de lograrlo. Avon es una compañía que las va a acompañar, capacitar y entregar las herramientas para que puedan hacer su negocio y cumplir sus sueños.

Tags

Lo Último


Te recomendamos