Noticias

Fiestas de Quito: los alimentos que sí te ayudan a quitar el chuchaqui y no es el encebollado

Las Fiestas de Quito han arrancado y con ello la oportunidad de consumir el tradicional canelazo – que lleva el infaltable piquete (alcohol)- el ‘zapateo’ y largas jornadas de farra. Por supuesto, después de tanta diversión se hace presente el chuchaqui.

Las personas que han sufrido de resaca o chuchaqui optan por cierto tipo de comidas que prácticamente los “pone como nuevos” para continuar celebrando. No obstante, te contamos que muchos de estos hábitos estarían pasándote factura en un futuro.

Uno de los principales “remedios” para la resaca es el consumo de encebollado. Aunque, este alimento no serviría para nada ya que posee alto contenido de grasa; “vía metabólica que también usa el alcohol para distribuirse por el cuerpo”, comentó el gastroenterólogo Roberto Tello para este medio.

Igual postura mantuvo la nutricionista Analía Román. Quien no recomendó consumirlo después de una noche de consumir alcohol. “Comer encebollado no es la mejor opción”.

¿Cuáles son los peores alimentos?

Román apuntó que otros alimentos que caen mal al cuerpo son lo que poseen altos niveles de grasa: frituras, margarina, aceite de palma. Estos pueden causar daño a la mucosa del estómago. A estos se suman los altos en carbohidratos simples como papas fritas, postres; el café también entra en la lista.

¿Daños de la frecuencia de consumir alcohol?

Para muchos, las Fiestas de Quito marcan un inicio en las constantes reuniones sociales de Diciembre y con ello las “borracheras”. Para el doctor Roberto Tello, el consumo crónico de alcohol puede provocar múltiples afecciones a nuestro organismo. “Podríamos decir que la más representativa es la cirrosis hepática que es una patología irreversible del hígado y que si no es tratada y manejada tiempo puede provocar la muerte”.

El gastroenterólogo añadió que otras afectaciones serían la pérdida de memoria y disfunción eréctil.

Román, por su parte, señaló que beber alcohol con frecuencia hace que aumente la necesidad de eliminar esta sustancia del cuerpo, dejando de lado el funcionamiento normal del organismo para compensar. “Al desecharse más toxinas empiezan a aparecer síntomas como malestar estomacal, dolor de cabeza, disminuye la capacidad cognitiva, deshidratación, etc”.

¿Qué se debe consumir?

Una dieta con suficientes líquidos para rehidratar es lo ideal, señalaron ambos expertos. También se puede complementar con caldos bajos en grasa, frutas con buen contenido de vitamina C y antioxidantes (guayaba, naranja, mandarina, uvas, papaya, sandía), añadió Analía Román.

Por su parte, María Lourdes Linzan, nutricionista de Vida Health & Nutrition, menciona que el alcohol es una bebida diurética por lo que se tendrá una mayor deshidratación y desencadena en dolor de cabeza, sed excesiva y veces nauseas.

“En la resaca en lugar de tomar un café, mejor un té verde que ayuda a la hidratación. También alimentos como los huevos que son ricos en cisteína, un aminoácido que se necesita para que el cuerpo produzca glutatión antioxidante que ayudará a descomponer los productos tóxicos en el metabolismo del alcohol”, dice Linzan.

Los pepinillos son otro de los alimentos recomendados por su alto contenido de sodio y son ricos en agua. El agua de coco también es una buena opción, rica en electrolitos.

Linzán menciona que las galletas saldas peden ser una buena opción en molestias como las nauseas porque ayudan en el aumento de glucosa en la sangre que puede estar bajo después del consumo de alcohol, también los frutos secos como las nueces.

Tags

Lo Último


Te recomendamos