Noticias

COVID-19: Británicos buscan desarrollar una vacuna que se administra con un parche

Emergex, una compañía con sede en Inglaterra, tiene luz verde para los ensayos de la vacuna de parche cutáneo contra el COVID-19.

Las vacunas contra el COVID-19 han demostrado su eficacia, al momento de reducirse los casos que requieren hospitalización. Es un hecho: las vacunas salvan vidas.

El próximo paso está en multiplicar las formas de administrar los medicamentos contra el COVID-19. Ya aparecieron las píldoras creadas por Merck y Pfizer, cuya distribución empezaría a finales de 2021. Ahora surge una nueva opción: una vacuna que se administra con un parche cutáneo.

La empresa británica Emergex recibió la luz verde para realizar ensayos en Suiza, informó The Guardian, en exclusiva. En sus estudios iniciales trabajará con 26 personas en Lausana, recibiendo una dosis alta y una baja de su vacuna experimental, desde el 3 de enero de 2022.

Los primeros resultados se esperan para junio de ese año.

Así funciona el parche cutáneo anti COVID-19

El parche cutáneo de Emergex utiliza células T para matar células infectadas: de acuerdo con la empresa con sede en Oxfordshire, ofrecería una inmunidad más duradera que las vacunas actuales.

Thomas Rademacher, profesor emérito de medicina molecular en la University College de Londres, está al frente de la firma como director ejecutivo.

Al matar a las células infectadas, se evita la replicación viral y la enfermedad. Las vacunas actuales contra el COVID emiten anticuerpos que se adhieren al virus, evitando la infección de las células: las células T, una vez preparadas por el parche cutáneo, encuentran y destruyen las células infectadas.

“Las vacunas de Emergex son totalmente sintéticas, lo que significa que no requieren pasos biológicos para ser fabricadas, y a su vez no introducen virus vivos, ARN o ADN en las personas”, explica la empresa en su página.

“Un beneficio adicional es que las vacunas sintéticas se pueden almacenar a temperatura ambiente, evitando la necesidad de refrigeración o congelación y haciendo que la vacunación sea mucho más conveniente en todo el mundo. Nuestras vacunas candidatas de células T también han sido diseñadas para administrarse de forma transdérmica, evitando la necesidad de agujas tradicionales e inyecciones intramusculares”.

¿Cuál fue la mayor dificultad de la vacuna de Emergex?

The Guardian conversó con Robin Cohen, director comercial de la firma. Expresó: “La vacuna Emergex podría ofrecer una inmunidad más duradera, posiblemente durante décadas, y también podría ser mejor para combatir las mutaciones del virus”.

Para Cohen, la parte más difícil es trabajar en el mecanismo de administración de la vacuna al sistema inmunológico. El profesor Rademacher y su equipo optaron por pequeñas partículas de oro recubiertas de péptidos (trozos de proteínas), diseñadas para generar la respuesta de las células T en el cuerpo.

Será cuestión de esperar los primeros resultados, pero este nuevo enfoque de la vacuna contra el COVID-19 genera aún más esperanzas de poder superar, por largo tiempo, la enfermedad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos