Mundo

Encuentran inodoro de 2.700 años de antigüedad en lujoso palacio de Jerusalén

El extraordinario hallazgo proporcionó información sobre la vida bajo los reyes de Judá.

Arqueólogos encuentran inodoro de 2.700 años de antigüedad en lujoso palacio de Jerusalén, Israel. ¿Quién vivió en el magnífico palacio y disfrutó de su espectacular vista sobre el Monte del Templo de Jerusalén hace unos 2.700 años? Quizás fue uno de los reyes bíblicos de Judá, posiblemente Ezequías o Josías, u otros miembros de las familias reales. O tal vez era solo un individuo rico, un miembro de la élite.

Quienes hayan sido los residentes de las hermosas estructuras descubiertas por los arqueólogos en el barrio de Armon Hanatziv, disfrutaban de un privilegio único: un lujoso baño privado.

La instalación fue descubierta recientemente en una excavación realizada por la Autoridad de Antigüedades (AAI) y la Ciudad de David, que se inauguró antes de la construcción de un nuevo complejo turístico en el malecón, reveló la AAI el martes.

“En ese momento, un baño privado en una casa era extremadamente raro”, dijo el arqueólogo Yaakov Billig, director de la excavación en nombre de la AAI.

La mayoría de las personas se veían obligadas a buscar un lugar privado para hacer sus necesidades. Aproximadamente 1.000 años después, un grupo de rabinos del Talmud discute quién debe ser considerado rico.

Según Billig, solo se han encontrado unos pocos restos de inodoros del período del Primer Templo en Israel.

“En muchos casos, no eran inodoros completos, sino solo asientos de inodoro”, dijo.

En el palacio de Armon Hanatziv, el cubículo era una cabaña rectangular tallada en piedra. El asiento del inodoro, con un agujero en el centro, fue diseñado para ser muy cómodo. Debajo del inodoro, se encontraba un tanque, donde se recolectaron restos de cerámica, huesos de animales y restos fecales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos