Estilo de Vida

VIDEO: El ritual en una novatada que dejó a un joven con daño cerebral

La familia decidió interponer una demanda.

El pasado 19 de octubre de 2021, Danny Santulli, un joven de 18 años acudió a la novatada de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos. En el lugar como “acto de iniciación” fue obligado a beber vodka en exceso por un embudo, lo que le causó que sufriera un paro cardíaco por envenenamiento y quedó ciego y paralítico.

La familia decidió interponer una demanda contra las 23 personas que habrían participado. En los videos que se han difundido de cámaras de vigilancia se ve a Danny quedar inconsciente y caer una silla, miembros de la fraternidad lo sacan de la habitación, lo levantan y lo dejan caer en un sofá.

Luego comienza a deslizarse por el suelo y lucha por moverse; se queda quieto y minutos después, otro miembro de la fraternidad lo encuentra inconsciente en el suelo y levanta a Danny de vuelta al sofá. Otras personas de la fraternidad entran en la habitación, al ver que no reaccionaba, lo llevan hacia la puerta y lo dejan caer al suelo.

Finalmente, llevan a Danny a un auto y es trasladado al Hospital de la Universidad de Missouri. Cuando llegó tenía un paro cardíaco. Su nivel de alcohol en sangre era casi letal de 0,46.

Después de pasar más de un mes en cuidados intensivos, Danny Santulli fue trasladado a un hospital de rehabilitación. Ahora, siete meses después, está de regreso en Minnesota con su familia. Sin embargo aún no camina, ni habla y perdió la vista.

La Universidad de Missouri revocó los estatutos de la fraternidad y propuso sanciones contra 13 de sus miembros. Uno de ellos fue acusado del delito por suministrar alcohol a un menor.

En un comunicado a ABC News, la fraternidad dijo: “Danny no debería haber estado en tal situación” y la “fraternidad prohíbe las novatadas” y dar alcohol a menores.

Declaraciones de la familia de Danny y su abogado

La madre de Danny, Mary Pat Santulli, dijo al medio ABC News, “Danny siempre fue un buen chico. Era feliz. Lo era. Sólo el hecho de que sabían que estaba angustiado y que tenía los labios azules, y nadie llamó al 911. Es como, no sé. Me refiero a que un niño de 6 años llama al 911″.

Mientras que su hermano, Nick Santulli, en una entrevista al mismo dijo “Vi a Danny en la UCI médica en el hospital de Mizzou. Y es solo... es solo un montón de tubos por todas partes (...) Y esa es una imagen que probablemente nunca dejará mi cabeza”.

“Les dieron la botella de alcohol de su familia y luego bebieron de ella y los llevaron arriba y durante las siguientes dos horas, bebieron y bebieron y bebieron”, dijo David Bianchi, el abogado de la familia, a “Good Morning America”.

“Me hace sentir mal al ver a las personas involucradas, que dañaron a Danny caminando por el campus, actuando como si no hubieran hecho nada malo”, dijo su hermana.

Tags

Lo Último


Te recomendamos