Estilo de Vida

¿Qué se puede aprender de los conflictos familiares?

De todo problema se puede sacar algo positivo.

Toda familia tiene conflictos ¡Así es! La familia perfecta no existe.

No obstante, las discusiones y problemas pueden, a corto, mediano o largo plazo, generar circunstancias positivas, si les sabemos sacar el adecuado provecho.

De hecho, en la cuenta especializada de Instagram “Instituto para Padres” se asegura que “los conflictos en la familia son necesariamente parte de la convivencia; es inevitable que surjan, por el simple hecho de que cada uno es diferente y es natural que en algún momento no estén de acuerdo o perciban de modo ofensivo alguna actitud o acción de otro de los integrantes de la familia”.

Recomendados

Ahora bien, “esto debería ser una gran oportunidad para crecer y fortalecer la unión familiar, pues, ponen a prueba el autocontrol emocional, la tolerancia, la comunicación en la familia, la capacidad de escucha y la voluntad para participar en o aportar soluciones” agregan en la citada red social.

Situaciones positivas que pueden surgir a partir de un conflicto familiar:

  • Que cada uno asuma su responsabilidad y participe en la solución de dichos conflictos.
  • Que los miembros de la familia aprendan a convivir y regular las emociones propias.
  • Que todos aprendan a conocerse mejor, percatándose de las diferencias que hace único a cada integrante.
  • Que decidan mejorar la comunicación entre todos los integrantes del núcleo familiar.
  • Que estrechen y consoliden los lazos a partir de las soluciones aplicadas desde el amor.

Por su parte, el portal Cuídate Plus ofrece consejos para resolver los conflictos familiares y aprender de ellos:

-Estar dispuesto a negociar

Para resolver un conflicto es necesario negociar. Además, hay que tener claro que los problemas no tienen una única solución y que la única solución posible no tiene por qué ser la nuestra.

-Manejar las emociones

Aunque se tenga pensado lo que se va a hacer o decir ante un conflicto, llegado el momento, las emociones pueden superar a la persona. Manejando las emociones, se transmite este autocontrol al resto de miembros de la familia.

-Yo gano-tú ganas/ yo pierdo-tú pierdes

Si no se tiene claro que las dos partes involucradas tendrán que ganar y perder en igual medida, quedarán resentimientos o reproches.

Hay que tener claro que solo hay una forma de resolver los conflictos: positivamente. Por esta razón, identificar intereses comunes ayuda a poder encontrar una solución que beneficie a las partes involucradas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos