Estilo de Vida

Descubre cuáles son los beneficios de reírse de uno mismo

Aceptar con humor las partes que menos nos gustan de nosotros puede ayudarnos a obtener bienestar.

En líneas generales, la risa nos ayuda a nos desconectamos de las preocupaciones, del pasado, del futuro, es por ello que reírse es sumamente beneficioso para el organismo, hasta el punto de que existe la “Risoterapia” o terapia de la risa que se aplica hasta en el tratamiento de enfermedades.

No obstante, usualmente nos reímos de los demás, de cosas externas y no de nosotros mismos, al contrario, nos enfadan mucho las cosas que no nos gustan de nosotros.

¿Y si nos permitiéramos reírnos de nosotros qué pasaría?

Según Gaspar Hernández, escritor de la Revista Mente Sana, reírse de uno mismo es un ejercicio sano. “Incluso una especie de disociación: vernos como si fuéramos otros con ternura, cariño y sentido del humor”.

“Sin embargo, durante años queremos mantener la mente lejos de los aspectos de los que renegamos, luchamos para que no salgan a la luz. Entonces enfermamos y tenemos que acudir al psicólogo o al psiquiatra, cuya principal tarea consiste en hacer que reconozcamos, aceptemos y seamos responsables de esos extraños y molestos aspectos de nosotros mismos”.

Sin sentir culpa por nuestros defectos

No vale la pena sentirnos culpables de nuestros defectos. Según los expertos un excelente ejercicio sería reconocerlos -no necesariamente como defectos- y reírnos de ellos.

Por ejemplo, si solemos hablar mucho como si fuéramos una máquina que lanza palabras como pelotas de béisbol, no tratemos de esconderlo o sentirnos mal por ello, reconozcámoslo ante nosotros y ante los demás y ¿por qué no? hagamos una pequeña broma de ello o riámonos en la privacidad de nuestra habitación.

En ese sentido, explica el citado autor, “el humor es el reconocimiento de una cierta incongruencia en las cosas y en nosotros mismos. Además, reír nos humaniza a nuestros ojos y a los del otro”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos