Estilo de Vida

Crianza: hogares permisivos vs hogares flexibles ¿Cuál será el modo más adecuado?

¡No confundas estos estilos! Conoce cuáles son sus características.

Como ya se ha dicho en artículos anteriores, es común que los padres vivamos en constante evaluación y no queramos caer en las crianzas rígidas y autoritarias a las que fuimos expuestos cuando niños.

Por ello, a continuación, veremos las diferencias entre los hogares permisivos y los hogares flexibles para así determinar cuál hogar sería el ideal para criar a nuestros hijos.

Características que diferencian los hogares flexibles de los permisivos:

De acuerdo al Portal Eres Mamá, aunque la línea sea muy delgada, sí existe aspectos en los que distan estos dos tipos de crianza.

1- En los hogares flexibles, las normas y los límites guían la rutina, pero con sus ciertas excepciones cuando el caso lo amerite, en cambio en los hogares permisivos los padres no establecen normas.

2- Los niños que viven en hogares flexibles estarán más involucrados en su comportamiento y se sentirán más motivados en la escuela, algo que no ocurrirá en los niños criados en hogares permisivos donde no se sentirán responsables de su comportamiento y no sentirán motivación por hacer las cosas bien.

3- En los hogares permisivos, los niños carecen de responsabilidades personales, piensan que los demás deben hacerles las cosas y que ellos no tienen por qué mover un dedo. Suelen ser niños caprichosos e impacientes con tendencia a hacer rabietas frecuentes, mientras que en los hogares flexibles los hijos sabrán cómo comportarse tanto dentro como fuera del hogar.

4- En el modelo de crianza permisiva, estos niños no conocerán la perseverancia y el esfuerzo. Acostumbrados a que los demás hagan todo por ellos, es probable que se rindan y se frustren a la primera de cambio, mientras que los hijos criados en hogares flexibles usarán su seguridad para salir adelante.

Lo idóneo

Las consecuencias de una educación permisiva en los niños pueden ser exactamente las mismas que si los niños están en una educación muy autoritaria. Muchos padres escogen precisamente el estilo indulgente huyendo de las desventajas de esta crianza rígida; sin embargo, ninguno de los dos extremos es apropiado.

La crianza flexible donde se respeta los intereses y el pensamiento del niño y éste sabe qué se espera de él en todo momento, es la más adecuada.

—  Eres Mamá.com
Tags

Lo Último


Te recomendamos