Estilo de Vida

El dolor de cabeza, las arrugas: Come estos alimentos y retrasarás el envejecimiento de la piel

Para que la piel tenga un aspecto sano, debemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes

Para las mujeres es un horror mirarse al espejo y ver una línea de expresión, indicativo de una arruga.

Queremos tener el rostro lozano toda la vida pero resulta que la edad, los cambios hormonales, la contaminación y los rayos del sol, son los principales aceleradores de las arrugas.

Sin embargo, los efectos externos del medio ambiente y esos cambios internos de nuestro organismo no son los únicos que dañan progresivamente nuestra piel, la mala alimentación también puede acelerar ese proceso al que tanto le tememos.

Para que nuestra piel tenga un aspecto sano y radiante, debemos incluir en nuestra dieta diaria, alimentos ricos en nutrientes con propiedades antioxidantes.

La mayoría de los alimentos que ayudan a nuestra piel a mantenerse bella y detener las arrugas son productos básicos y fáciles de consumir que encontrarás en cualquier lugar.

Esta es una lista de los cinco alimentos ricos en antioxidante con los que ayudarás a prevenir los signos de la edad y el envejecimiento:

Aguacate

El aguacate, conocido también como palta o avocado, es una fruta rica en vitaminas C, E y K y minerales como el potasio y magnesio, que ayudan a hidratar y mantener la salud de la piel y del cabello.

Además de esto, contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas como el omega-3, que actúa en el organismo como un antioxidante, ayudando a disminuir el colesterol y a prevenir el surgimiento de enfermedades cardíacas

Brócoli

El brócoli es una de las verduras más nutritivas. Una ración de 200 g cubre las necesidades diarias de vitamina C de un adulto, ya que aporta casi el cuádruple de la que se necesita.

También satisface enteramente los requerimientos diarios de ácido fólico y dos terceras partes de los de vitamina A.

Sin apenas calorías, es una fuente notable de calcio, potasio, fósforo, hierro, vitaminas B1, B2 y B6 y también aporta dosis sustanciosas de yodo, cinc, cobre y manganeso.

Ayuda a neutralizar los radicales libres y retrasa el envejecimiento celular. Se recomienda consumir esta verdura dos veces por semana.

A la hora de prepararlo, debemos tener en cuenta que la cocción desactiva progresivamente las moléculas beneficiosas del brócoli. Por ello, debe hervir lo menos posible para conservar la mayor parte de sus propiedades beneficiosas para el organismo.

Zanahoria

La zanahoria es el alimento más rico en betacarotenos, antioxidantes que nuestro cuerpo transforma en vitamina A.

También son una fuente de minerales como: el potasio, el fósforo, el magnesio, el yodo y el calcio; y, por otra parte, vitamina B3 (niacina), vitaminas E y K y folatos.

Esta es necesaria para la salud de la piel, ocular, de las mucosas y del sistema inmunitario.

Al contrario de lo que sucede con el brócoli, la zanahoria no pierde sus nutrientes por la cocción. Así, podemos consumir esta hortaliza cruda o cocida.

Tomate

El tomate detiene el daño oxidativo y ayuda a mantener una buena salud general gracias a su efecto antioxidante.

Los tomates son nutritivos y muy poco calóricos. Contienen grandes cantidades de vitamina C y ácido fólico.

Además, es la fuente alimentaria más importante de un pigmento rojo llamado licopeno.

Un elevado nivel de licopeno en el plasma se asocia con una menor incidencia de algunas patologías.

El zumo de tomate refuerza el sistema inmunitario y contiene vitamina C para la salud celular.

Pescado azul

El Omega 3 es fundamental para la salud celular. Este es un tipo de grasa poliinsaturada que contribuye a reducir el colesterol malo y tiene efectos antiinflamatorios.

El pescado azul es uno de los alimentos más ricos en ácidos grasos Omega 3. Por ello, es importante su consumo para prevenir el daño oxidativo y los problemas cardiovasculares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos