Estilo de Vida

¿Estornudas al levantarte? Son los ácaros que están en tu colchón y te enseñamos cómo eliminarlos

Los dormitorios, la ropa de cama y las almohadas constituyen su refugio ideal

Las personas que son alérgicas tienen un enemigo invisible que está en el ambiente y duerme muy cerca, son los llamados ácaros.

Los ácaros son unos insectos pertenecientes a la familia de los arácnidos que no son visibles a simple vista y que viven en el polvo.

Se encuentran en todo tipo de tejidos, como la ropa de cama, los colchones y almohadas.

Estos insectos microscópicos actúan como alérgenos y ocasionan alergia en una parte importante de la población, lo que define la necesidad de eliminarlos del hogar.

Los colchones de las camas constituyen su refugio ideal y suelen crecer en número en épocas de altas temperaturas y lugares con niveles de humedad elevados.

Los ácaros producen taponamiento nasal, secreción, estornudos y picor (rinitis) episodios de asma bronquial, tos, picor de ojos y lagrimeo.

Por eso, la necesidad de eliminarlos realizando una limpieza general y abriendo las ventanas de la casa, especialmente de las habitaciones.

Como es el colchón y los dormitorios el lugar predilectos de estos insectos, aquí te dejamos unos consejos para eliminarlos y así evitar alergias.

Utiliza ropa de cama a prueba de alérgenos

Cubre tu colchón y almohadas con cubiertas que bloqueen el polvo o los alérgenos.

Estas ropas de cama, hechas de tela tejida de forma prieta, evitan que los ácaros del polvo colonicen o se escapen del colchón o las almohadas.

Lava la ropa de cama cada semana

Lava todas las sábanas, mantas, fundas de almohada y de colchón en agua caliente que esté al menos a 60 grados centígrados para eliminar los ácaros del polvo y los alérgenos.

Si la ropa de cama no se puede lavar en caliente, puede usarse la secadora al menos 15 minutos a una temperatura superior a los 60 grados centígrados para eliminar los ácaros.

Limpiar los colchones

Hay muchos métodos para desinfectar y limpiar el colchón. Uno de ellos la desinfección mediante la utilización del bicarbonato de sodio y aceites esenciales como los de tomillo, árbol de té, lavanda, entre otros.

Solo debes mezclar un poco de bicarbonato de sodio con unas gotas del aceite esencial de tu preferencia.

Utiliza un colador y esparce la mezcla por el colchón permitiendo que actúe durante un par de horas.

Posteriormente retira los residuos con un aspirador eliminando también los ácaros del colchón.

Otra forma es preparando un spray anti ácaros casero. Para ello requieres: media taza de alcohol, media taza de agua destilada y 30 gotas de aceites esenciales con propiedades desinfectantes como limón, eucalipto, canela, ciprés o lavanda.

Mezcla todos los ingredientes en la botella y rocía la mezcla sobre el colchón, las almohadas, sábanas, edredones y cualquier lugar en el que se acumule polvo, como sillones y sofás de la habitación.

Mantenga baja la humedad

Hay que mantener en la casa una humedad relativa por debajo del 50%.

Un deshumidificador o aire acondicionado puede ayudar a mantener los niveles de humedad bajos.

No a las alfombras

Este es un elemento muy común en una casa, pese a que la recomendación es no tenerlas por ser el hábitat para estos pequeños arácnidos.

Pero si las hay, es fundamental limpiarlas correctamente y de forma habitual.

Tags

Lo Último


Te recomendamos