Estilo de Vida

¿Cómo reacciona tu cuerpo si haces dieta de lunes a viernes, pero el fin de semana comes grasas y azúcares?

Si de manera crónica consumimos grasas culminaremos engordando, pero no sucederá nada por un día de comida excesiva, dicen los expertos.

Con la llegada del fin de semana aumenta el deseo por salir a comer delicias que, por lo general, en el día a día no se las ingiere, azúcares y carbohidratos con los que se rompe la dieta.

Ante esto, ¿cómo reacciona el organismo? Le consultamos a los especialistas:

Para Rubén Bravo, responsable de comunicación del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (Imeo), “el metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que efectúan las células para degradar sustancias. Puede ser basal, que es lo que una persona consume en reposo, y el añadido por la actividad diaria.

Ahora la inquietud es saber si estos pequeños cambios, el romper la dieta los fines de semana, afectan en el largo plazo y si puede revertirse en el caso de volver a una dieta hipocalórica. Al respecto, Bravo aclara que “las alteraciones no se producen en días sino en meses”. Es decir, que por dos días de excesos no se afectaría tanto el organismo.

Hay que buscar el equilibrio: “Los días trampa”

La Dra. Katherine Carranza, quien también es experta en temas de nutrición, comparte que en alientación cada organismo es distinto, pero “los excesos siempre son malos”. “Hay que buscar el equilibrio”, afirma.

La especialista explica que dentro de la dieta deben existir, al menos, dos días donde se puedan disfrutar de varias comidas.

—  Dra. Katherine Carranza

Pero es preferible, recomienda la especialista, que estos dos días se tomen por separados y no juntos. “En mi caso, los tomo jueves y domingo, pero no sábado y domingo”, comenta.

Cuando una persona suele comer muchas grasas y luego las deja, va a adelgazar al momento. Hay casos en los que pierde de repente tres kilos en una semana.

Bravo dice que este método “es una reacción pero no un cambio”, aclara.

Recomienda hacer “descansos del metabolismo”, es decir, compaginar periodos de ingesta normal con otros detox, de “desintoxicación” solo con alimentos diuréticos.

“Sirve para resetear el organismo. Pero no es bueno dejar de tomar ningún nutriente. Las grasas saludables, por ejemplo, mejoran el funcionamiento hormonal. Por eso se alaba la dieta mediterránea con aceite de oliva virgen o pescado azul. El error viene cuando te pasas de calorías, comas lo que comas”, arguye.

Tags

Lo Último


Te recomendamos