Entretenimiento

5 películas románticas que enseñan grandes lecciones sobre el amor (y todos deberíamos saber)

Los aprendizajes que dejan estas producciones cambiarán tu vida.

Fotogramas de '(500) días con ella' y 'Eterno resplandor de una mente sin recuerdos'

Además de ser una opción infalible para entretenerse un fin de semana, las películas románticas son también fuente inagotable de sabiduría gracias a sus lecciones sobre las relaciones amorosas.

Ya sea que se inclinen hacia la comedia o el drama, las historias presentadas dentro de este género cinematográfico están todas inspiradas en esos desafíos y búsquedas del amor en la realidad.

Así es que, mientras vemos a los protagonistas de una cinta lidiar con sus conflictos y resolverlos –o no–, nos mantenemos al borde del asiento y ganamos aprendizajes sobre asuntos del corazón.

Recomendados

Películas de amor que nos dan lecciones sobre las relaciones

Por eso, a continuación, te presentamos 5 películas con grandes lecciones sobre el amor que todos deberíamos saber pues cambian tu vida y te ayudan a entender mejor algunos aspectos sobre los romances.

(500) días con ella (2009)

El largometraje no lineal sigue a Tom Hansen, un escritor de tarjetas de felicitación y romántico empedernido que se enamora a primera vista de Summer Finn, la asistente de su jefe.

Luego de su primer encuentro, ambos comienzan rápidamente una relación. Lamentablemente para el idealista protagonista, ella no comparte su creencia de que el amor verdadero realmente exista.

A medida que se desarrolla la trama, protagonizada por Jason Gordon-Levitt y Zooey Deschanel, es evidente que Summer simplemente no corresponde los sentimientos que Tom tiene hacia ella.

La lección de la película es que no importa cuánto tengas en común con alguien, eso no quiere decir que sea tu “alma gemela”. Además, no ser correspondido en el amor no es razón para morirse.

Simplemente, se trata de una señal de que no son una pareja tan compatible como pensaban y no pasa nada. Hay que seguir adelante y, en el camino, llegará la persona indicada para cada uno.

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)

El drama romántico de ciencia ficción arranca como cualquier película de amor cuando los protagonistas, Joel Barish y Clementine Kruczynski, se conocen en un tren y conectan al instante.

Sin embargo, más adelante se dan cuenta de que habían sido pareja una vez en el pasado, pero se sometieron a un procedimiento para eliminar los recuerdos del otro tras terminar su noviazgo.

Aunque la idea de borrar a su ex de sus mentes parecía maravillosa al comienzo, los personajes no tardan en entender lo importante que esos dolorosos recuerdos son para su identidad y felicidad.

La lección del filme encabezado por Jim Carrey y Kate Winslet es que, aunque las relaciones a veces no terminen bien, el amor es muy poderoso para borrarlo. Además, evitar el dolor es muy dañino.

Y es que no solo nos priva de la oportunidad de aprender de ese duelo, también nos impide crecer y cerrar ciclos para poder seguir adelante y vivir vidas y relaciones saludables a largo plazo.

La boda de mi mejor amigo (1997)

Encabezada por Julia Roberts, el clásico de la comedia romántica sigue a sigue a Julianne Potter y Michael O’Neal, un par de mejores amigos que juraron casarse si seguían solteros a los 28 años.

A juzgar por sus vidas, parecía que sí llegarían al altar, pero a pocos días para cumplir esa edad, O’Neal revela a su amiga que está enamorado y se casará con una dulce joven llamada Kimberly.

El compromiso de Michael hace que Potter se dé cuenta que siempre ha estado enamorada de él y jura impedir la boda. Por si fuera poco, la nombran dama de honor y las cosas se complican más.

En ese caso, el filme nos deja dos importantes lecciones con su inolvidable trama. La primera es que, si quieres a alguien únicamente porque ya no puedes tenerlo, no está predestinado como crees.

La segunda enseñanza es que, si realmente amas alguien, no postergues demasiado el confesarle tus sentimientos porque puede que, cuando finalmente te decidas, ya sea demasiado tarde.

¿Cómo sobrevivir a mi ex? (2008)

El largometraje sigue la historia de Peter Bretter, un cantante completamente enamorado de su novia, la famosa actriz Sarah Marshall. Desgraciadamente, ella termina abruptamente con él.

La ruptura deja a Peter devastado, así que decide viajar a Hawái para superarla. Sus vacaciones casi se vuelven pesadilla cuando descubre que Sarah y su nuevo novio se hospedan en el mismo hotel.

Sin embargo, no deja que eso arruine su estadía en el archipiélago. Incluso entabla amistad con una trabajadora del hotel que sacar lo mejor de él como nadie antes y empiezan a enamorarse.

La enseñanza de la historia en esta película es realmente sencilla, pero muy certera e importante de recordar: una ruptura a veces es una enorme bendición.

Hitch: especialista en seducción (2005)

Protagonizado por Will Smith, el largometraje sigue a Alex Hitch, un experto en citas que se encarga de que los hombres que acuden en su ayuda logren conquistar a las mujeres de sus sueños.

No obstante, cuando el torpe Albert Brennaman lo contrata para ayudarlo a conquistar a la deslumbrante Allegra Cole es más que evidente que sabe menos sobre las relaciones de lo que cree.

Y es que, aunque sí llega a mostrarle a Albert algunas tácticas útiles, lo que realmente lo ayuda a cautivar a su interés amoroso es simplemente su verdadera personalidad pensativa, torpe y tierna.

En esta película la lección es que ser uno mismo es la mejor manera de atraer a la persona correcta. En la cinta, Hitch ruega a su cliente no mostrarle a Allegra su cómico estilo de baile en un evento.

Sin embargo, Albert lo ignora y ella encuentra sus originales pasos genuinamente encantadores.

En conclusión, no pretendas ser alguien que no eres para enamorar a quien te atrae. Al final, puede que tu crush prefiera tu verdadero ser. Si no es así, entonces no es el adecuado para ti.

Tags

Lo Último


Te recomendamos