Entretenimiento

Mundial Qatar: Hervé Renard, el guapo entrenador que recogía basura y ahora todos hablan de él

Hervé Renard fracasó como jugador de fútbol pero ahora brilla dirigiendo equipos

Hervé Renard pasó de ser jugador a entrenador.

Arabia Saudita llegó al Mundial de Qatar 2022 como La Cenicienta, al ser considerados unos de los equipos con menos posibilidades de ganar partidos por su fallido debut en el Mundial de Rusia 2018 donde perdieron 5 a 0 contra la selección anfitriona, sin embargo, llegaron repotenciados y han demostrado que darán una gran pelea tras ganarle a Argentina 2-1, uno de los países con amplias posibilidades de ganar la copa.

El desenvolvimiento de los llamados Halcones Verdes en el campo recae en su director técnico de la selección saudita, el francés Hervé Renard. De 54 años y quien intentó ser jugador de fútbol pero fracasó en su intento, lo que lo llevó a jugar en equipos de tercera categoría hasta que decidió alejarse del fútbol por un buen tiempo.

“Cuanto me enfrenté a otros jugadores me di cuenta de que no era tan bueno”, confesó en una entrevista a Reuters hace 4 años.

Hervé Renard, el héroe de Arabia Saudita y su historia de superación

Luego de colgar sus tacos, el francés se dedicó a la recolección de basura y la limpieza.

“A menudo recuerdo aquellos años en los que me levantaba a las 3 de la mañana para ir a limpiar edificios. Me ayuda a mantener todo esto en perspectiva”, relató.

Renard mencionó que gracias a sus orígenes humildes le han permitido sobrellevar la presión de una manera distinta que otras figuras del fútbol.

Aunque en aquel entonces se había alejado de las canchas, decidió entrenar a equipos amateurs, lo que le abrió las puertas a su primera gran oportunidad: en 1999 tomó las riendas del poco conocido SC Draguignan galo.

Más tarde, recibió de su compatriota Claude Le Roy la oferta de ser su segundo en el club chino Shanghai Cosco donde estuvo una temporada, antes de hacerse cargo del inglés Cambridge United, que en ese momento estaba en tercera división.

El entrenador fue por más y abandonó las islas para dirigir al vietnamita Nam Dinh y luego volvió a Francia, donde entre 2005 y 2007 entrenó al AS Cherbourg.

Su nombre comenzó a hacerse más fuerte dentro de las selecciones africanas, pues con la selección de Zambia ganó en 2012 la Copa Africana de Naciones, un trofeo que volvió a sostener en 2015 con Costa de Marfil.

En 2016 tomó las riendas de Marruecos y consiguió clasificar al Mundial de Rusia de 2018, siendo la primera vez en dos décadas que la selección del país magrebí lograba eso.

A los jugadores de Arabia Saudita los dirige desde 2019 y los ha hecho escalar 20 puestos en el ranking de la FIFA.

El hombre que sueña con ganar un Mundial no abandonó sus sueños de trinunfar en el fútbol y decidió darle vuelta a su timón.

Tags

Lo Último


Te recomendamos