Cultura

¿Qué es el rancho Skinwalker? El sitio con más actividad paranormal del mundo

El rancho Skinwalker es un sitio donde las leyendas ancestrales y la supuesta presencia de ovnis son parte de su historia.

rancho skinwalker

El rancho Skinwalker, en Utah, Estados Unidos, es uno de los enigmas científicos más estudiados en las últimas décadas. Este lugar es conocido por los acontecimientos “poco racionales que se han registrado”.  Expertos no han podido encontrar una razón científica para los fenómenos que han vivido.

En la década de los 30′s, Kenneth y Edith Myers fundaron en el noroeste Utah el Rancho Skinwalker. La propiedad se extendió rápidamente y la pareja empezó a rentar algunas parcelas a otros rancheros para que criaran ganado. Durante muchos años, nada extraño ocurrió en el territorio.

Sin embargo, a partir de 1994 todo cambió cuando el rancho pasó a ser de Terry y Gwen Sherman. La pareja compró el lugar y se mudó con sus dos hijos. Años después apareció un artículo en el periódico, The Desert News, donde detallaban los sucesos paranormales que habían vivido en el rancho.

Los Sherman vivieron diversos sucesos extraños desde su llegada a Skinwalker, entre ellos, círculos de hierba aplastada y avistamientos de luces en el cielo. Pero lo más perturbador eran las grandes cantidades de ganado que amanecía muerto o mutilado en los corrales.

Así mismo, expresaron que varias veces encontraron a vacas con agujeros en los ojos. Además de ello, en el sitio flotaba un extraño y penetrante olor químico. También aseguraron ver criaturas que no correspondían a nada de lo que ellos conocían en el mundo real.

Los Sherman detallaron que en algún momento reportaron la presencia de una criatura bípeda y parecida a Pie Grande en el rancho, así como de una bestia “muy musculosa” con “pelo rojo rizado y una cola tupida”.

La investigación de Robert Bigelow

Robert Bigelow es uno de los personajes más destacados en la historia de investigación del rancho Skinwalker. El multimillonario, interesado por la ufología, lideró un equipo de investigación llamado National Institute for Discovery Science (NIDS), un “instituto científico dedicado a la investigación de fenómenos aéreos, mutilaciones de animales y otros fenómenos anómalos relacionados”, según sus palabras.

El empresario compró el rancho a los Sherman, luego de hacerse público el artículo en el diario local y de inmediato trasladó a su equipo a al terreno misterioso. La propiedad era vigilada por un equipo sofisticado las 24 horas del día para monitorear la actividad paranormal del lugar.

Y, así vieron luces en el cielo, la presencia de animales de ojos amarillos que no se podían identificar y la salvaje muerte de una vaca a la que se encontró destripada, sin una gota de sangre dentro de su cuerpo.

El equipo de investigación se disolvió en 2004, pero Robert Bigelow siguió conectado con la historia del rancho.

Skinwalker pasó a ser zona de investigación

Un año después que Bigelow retirará sus equipos recibió una carta de un alto funcionario de la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos, que sentía curiosidad por el rancho, donde le explicaba que un funcionario de su equipo se encontró con un objeto multicolor y que cambiaba de forma, que flotó frente a él antes de desaparecer rápidamente.

En 2016, el territorio pasó a ser del también multimillonario Brandon Fugal que, junto con el astrofísico Dr. Travis Taylor y otros científicos, excavaron en las profundidades de esta enigmática extensión de tierra, sufriendo quemaduras por radiación en una de ellas.

¿Por qué le dicen Skinwalker?

Según la leyenda de los nativos de Utah, los skinwalkers o en español, cambiapieles, tienen la capacidad de transformarse o de tomar posesión de animales y personas.

Los relatos describen a estos monstruos como grandes lobos, coyotes y osos poderosos que son imposibles de matar “aunque una bala o un cuchillo frotado con ceniza blanca pueden ser suficientes para dañarlos”, según relatan las leyendas.

La relación entre el rancho y los skinwalkers proviene de un antiguo conflicto entre Los Navajos y los Utes que vivían cerca de la propiedad. Sondra Jones, autora de Being and Becoming Ute, explica que, “los navajos eran gente más agresiva, tomaban esclavos, tenían esclavos ute”. Era tan grande el conflicto que los navajos maldijeron la tierra y liberaron a los cambiapieles.

Tags

Lo Último


Te recomendamos