Entretenimiento

YouTube cerró canal de ´influencer’ que amenazó con cobrar ‘publicidad’ si no recibía comida gratis

El creador de contenido intimidó a la empleada del restaurante con emitir una factura de de 2.500 euros si insistía en que pagara la cuenta. El establecimiento dio su versión de los hechos y calificó la situación como “un incidente muy desagradable”

Borja Escalona.

El youtuber español, Borja Escalona, consiguió la fama y se hizo viral, pero no precisamente por su buena generación de contenido. El ‘influencer´ protagonizó un hecho que fue centro de criticas por su audiencia y el mundo entero, cabe destacar que la actitud adoptada por Escalona trajo consecuencias más serias que un comentario, el cierre de su canal en la plataforma de YouTube.

El español realizó una transmisión en vivo, mientras caminaba por las calles de Vigo, en Galicia, fue allí cuando Borjas decidió hacer ´publicidad’ al famoso restaurante ´A tapa do barril´ y pidió uno de sus más típicos platos, las empanadillas, el youtuber según él quiso ´promocionar´ la comida, el problema vino después, cuando la empleada del local también quiso hacer su trabajo y se dirigió a cobrarle lo consumido, allí fue cuando se encontró con la negativa del ´influencer’, quien se mostró ofendido por la cobranza, al tiempo que amenazó a la trabajadora con cobrar 2.500 euros si lo hacia pagar por la empanada.

Espera porque estamos en un problema; porque entonces tengo que cobrarte yo esta promoción que acabamos de hacer”, expresó. La situación se tornó aún más tensa, luego que la empleada insistiera en hacer su trabajo y le dijera que nunca hubo un acuerdo previo de publicidad. El hecho de Borja fue repudiado y catalogado con palabras como “insólito” e inclusive se le tilda de “aprovechador”, tanto así que YouTube no pasó por alto este incendiario video.

Pronunciación del restaurante

Ante tal revuelo, el reconocido local ´A tapa do barril´ que acumula más de 50 años funcionando para el mundo gastronómico, no tardó en emitir su propia opinión acerca de lo sucedido y por medio de un post en su cuenta de Instagram, lamentaron lo sucedido y se pronunciaron en defensa de su trabajadora.

Asimismo, el restaurante pidió a la gente no sentenciar su establecimiento sin siquiera conocerlo, puesto que la grabación les estaría generando “puntuaciones negativas en su perfil de Google”.

“Ayer, un youtuber (cuyo nombre no vamos a mencionar para no tener que pasarle factura por la promoción en nuestras redes), consideró oportuno hacer un directo, sin previo acuerdo, en nuestro local. Decidió probar una de nuestras empanadillas y mientras la saboreaba, le pareció gracioso o divertido, vacilar a nuestra compañera y por supuesto, nuestro trabajo ya que también quería irse sin pagar porque ´nos estaba promocionando ante toda España´, es parte del mensaje que acompaña el comunicado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos