Entretenimiento

Te revelamos parte de las lecciones que deja ‘Bridgerton’ en el plano sexual

Las dos temporadas han dejado mensajes importantes e impactantes para la fanaticada

Bridgerton

La serie ‘Bridgerton’ no es exitosa por su trama o por las increíbles tendencias que generan sus vestidos, peinados o maquillajes, sino también por buena parte de sus argumentos y escenas que posee una alta dosis de carga sexual, que solo lo más expertos están dispuestos a descifrar.

Y a pesar de que lo famosos libros de Julia Quinn en los que están basados esta serie, suelen ser un poco más explícitos en cuanto a las relaciones y encuentros sexuales de cada uno de los protagonistas de cada capítulo, en el servicio streaming no quedan atrás esos detalles que hacen delirar a quienes se sienten atraídos por cada uno de estos momentos plagados de sensualidad y en los que ciertas normas cohíben a quienes son débiles a lo prohibido, así como a quienes les gusta disfrutar a su plenitud cada romance.

Es ahí cuando encontramos que en las dos temporadas ha habido muchos aprendizajes acerca de las relaciones, de la inocencia que hay en ellas y sobre todo el desconocimiento sobre todo de quienes experimentan su primera vez. Por eso, aquí te mostramos algunas lecciones que ha dejado esta serie sobre todo en el terreno de lo sexual.

Lecciones que deja ‘Bridgerton’ en el plano sexual

Si en algo se caracteriza ‘Bridgerton’ es que maneja una época en la que aún no había tanta liberación en varias ámbitos, sobre todo en lo amoroso o sexual, por eso no es de extrañar que las mujeres que son presentadas ante la reina para ser desposadas se muestren ansiosas o hasta desesperadas por consolidar un matrimonio, pues a partir de ahí ellas comienzan a vivir a plenitud de los placeres y demás encuentros sexuales que son reprimidos debido a que no están permitidos realizarlos antes de ir al altar.

Por eso, si eres un fiel seguidor de esta historia adaptada para Netflix, no pierdas de vista estos aprendizajes que deja esta producción que ha tenido un éxito avasallante ante el estreno de cada temporada:

Despacio todo es mejor: Esto es algo que bien se pudo apreciar en la segunda temporada con la relación entre Anthony y Kate. Ellos poseían una tensión sexual que era apreciada a simple vista por todos, pero ellos se negaban en hacerla realidad a través de muy eróticos momentos de intimidad. Pequeños roces, miradas penetrantes, así como pensamientos y encuentros cada vez más recurrentes fueron haciendo que tanto ellos como el público sintiera parte de ese deseo que está presente sin palabras y que igual atrae.

Da prioridad al placer femenino: Si alguien disfrutó de la primera vez fue Daphne, pues ella se entregó en cuerpo y alma a su duque de Hastings y una vez que descubrió todo de lo que se había perdido, ésta no dudó en no perder tiempo con su marido e incluso con ella misma. La fijación o énfasis que se hizo sobre todo lo que ella iba sintiendo se pudo ver en cámara con la finalidad de que las chicas se sintieran identificadas y dispuestas a siempre dar valor al placer en todas sus dimensiones.

El romanticismo no pasa de moda: Por mucho que pasen los tiempos, el amor, el sexo y el placer nunca perderán vigencia, ellos siempre estarán presentes en la vida de todo aquel que esté dispuesto a disfrutarlo. Por eso, en esta serie romántica de época siempre se le dará prioridad a las relaciones y cómo se viven en diferentes etapas y desde diferentes ópticas. Un claro ejemplo de ello se evidenció con Anthony quien cambió su arrogancia por la seducción y finalmente conoció el amor.

Tags

Lo Último


Te recomendamos