Entretenimiento

El príncipe Carlos y Camila cumplen 17 años juntos: así fue la boda más polémica de la realeza

Dos años después de la muerte de Diana, aparecieron en público y desde entonces se han mantenido juntos oficialmente.

Boda del príncipe Carlos y Camila

Aunque todavía siguen cargando con el estigma social de su pasado de infidelidades, la historia de amor del príncipe Carlos con Camila es símbolo de perseverancia, lealtad y evolución por todo lo que tuvieron que atravesar para estar juntos.

Desde el inicio, el heredero al trono manifestó sus intenciones de establecer una relación con ella, pero al ser mayor, no ser virgen y no provenir de una familia de mayor rango aristocrático, le auparon a tener un noviazgo con la princesa Diana.

30 años después, la historia habla por sí sola. Su matrimonio terminó siendo muy doloroso para ambos, porque ella estaba enamorada de él, y él... de Camila, lo que lo llevó a establecer relaciones extramaritales, producir escándalos, peleas y sismos en la monarquía.

Tras el divorcio y posterior muerte de Lady Di, el príncipe Carlos se dio la oportunidad en el amor que siempre quiso y la llevó al altar el 9 de abril de 2005, en un íntimo enlace que fue polémico por el rechazo de muchos a su relación.

Así fue la boda del príncipe Carlos con Camila

De acuerdo con Vanity Fair, la ceremonia civil se llevó a cabo en Windsor, en el Ayuntamiento, a la que siguió una misa oficiada por el arzobispo de Canterbury.

Para aquel entonces los novios ya rozaban los 60 años, así que evitaron tener un enlace fastuoso y mediático (como acostumbran) y mas bien compartirlo con los más allegados, sin tanta ostentosidad, algo reflejado en el vestido de novia de Camila de Cornualles.

Lució “un vestido en blanco roto de Robinson Valentine con un abrigo a juego en hilo de seda, y en vez de ramo, una cartera. Para la misa se puso un vestido largo azul con bordados en oro de la misma marca”, explicó la fuente.

En todo momento estuvieron presentes los dos hijos del príncipe Carlos y Diana, William y Harry, así como Laura y Tom, los hijos de Camila y Andrew Parker Bowles, con quien estuvo algunos años casada.

Finalmente, ella decidió no tomar el título de “princesa de Gales” por obvias razones y así respetar la memoria de la exesposa de su pareja, que todavía está muy presente en el corazón de su pueblo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos