Entretenimiento

Las razones por las que Amanda Bynes fue puesta bajo tutela por nueve años

Esta es la historia de Amanda Bynes, quien fue una estrella infantil de Nickelodeon.

Así como Britney Spears, la actriz Amanda Bynes, de 35 años, también estuvo bajo tutela y, luego de nueve años, pudo obtener su libertad, por lo que te compartimos cuál fue su historia y las razones que la llevaron a enfrentar esta situación.

¿Qué pasó con Amanda Bynes?

Recordemos que durante su infancia fue una de las grandes estrellas de Nickelodeon, gracias a su participación en diversos sketches en el programa “All That”, que la llevaron a tener su propio programa conocido como “The Amanda Show”.

También protagonizó la serie “What I Like About You”, que se estrenó en 2002.

Durante su adolescencia participó en algunas películas, con las que obtuvo gran éxito, entre las que destacan “Un gran mentiroso” (“Big Fat Liar”), “Lo que una chica quiere” (“What a Girl Wants”), “Una chica en apuros” (“She’s the Man”) y “Se dice de mí” (“Easy A”).

Pero tuvo que hacer una pausa en su carrera, debido a sus problemas de adicciones y abuso de sustancias; además, su salud mental no estaba bien, por lo que dejó la actuación para resolver sus asuntos personales.

En 2018, manifestó su interés por regresar a la actuación.

El inicio de su tutela

Cuando tenía 27 años, hace nueve años, los padres de la artista se mostraron preocupados por todo lo que su hija estaba haciendo y tuvieron miedo de que decidiera lastimarse.

En aquel entonces, recurrieron a las autoridades para hacer algo, pues ellos decían que Amanda estaba convencida de que alguien la observaba, lo que no era normal.

Incluso, en una ocasión fue arrestada en Nueva York, luego de aventar una pipa de marihuana desde su departamento, en un piso 36.

También tuvo que rendir cuentas a las autoridades de Los Ángeles, tras conducir bajo los efectos del alcohol, con una licencia vencida.

Además, sus papás aseguraron que prendió fuego a la entrada de una residencia en Thousand Oaks, un suburbio de Los Ángeles.

Así fue como se decidió que su madre Lynn Bynes fuera su tutora legal durante este tiempo.

Hasta que ahora, en 2022, ambos padres acordaron terminarla.

Fue el juez Roger Lund, quien aprobó esta decisión en un tribunal en la ciudad de Oxnard, California, de acuerdo a información del abogado David A. Esquibias.

“El tribunal determina que ya no se requiere la tutela y que ya no existen motivos para establecer una tutela de la persona”, expresó el representante legal de Amanda.

Contrario a lo ocurrido con Britney, los padres de Bynes realmente se preocuparon porque su hija se recuperara y pudiera valerse por sí misma para dejar la tutela.

Además, tampoco hubo ningún problema con respecto al patrimonio de Amanda, el cual también cuidaron sus padres.

Ahora que la actriz es libre, es probable que decida retomar su carrera artística.

Tags

Lo Último


Te recomendamos