Entretenimiento

Películas con las que Disney y Pixar se han atrevido a romper estereotipos femeninos

Algunos personajes e historias han tratado temas tabú sobre las mujeres como la menstruación y hasta el voto femenino

Disney y Pixar han sido los estudios de animación más poderosos por excelencia. A pesar de que trabajan de la mano, cada uno tiene sus propias historias y personajes que han marcado a generaciones.

Quizá es difícil pensar que son capaces de romper con la idea de la protagonista que es una princesa perfecta, en búsqueda del amor romántico ya que es a lo que nos han acostumbrado desde niñas.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y cada vez han demostrado estar dispuestos a romper con ciertos estereotipos femeninos de modo que podamos sentirnos más identificadas con lo que vemos en pantalla.

Aquí te mencionamos algunas de las películas de Disney y Pixar que derribaron tabús.

Red (”Turning Red”. Pixar, 2022)

La más reciente película de Pixar, estrenada en la plataforma DisneyPlus se ha hecho acredora de muy buenas críticas y con justa razón. La cinta no sólo recurre a una protagonista de orígen asiático-americano sino que además aborda temas como la pubertad y los cambios hormonales que enfrentan las niñas con la llegada de ésta.

Mei es una adolescente que está experimentando una transformación corporal completa y aunque de entrada parece algo fantasioso que se convierta en un panda rojo, plantea una metáfora de los cambios intensos de humor por las que todas atravesamos durante la pubertad. Y sí, hay un guiño clarísimo a la menstruación que si bien no es la preocupación principal de la protagonista, se agradece que finalmente se toque el tema con tanta naturalidad (y de forma tan real).

De hecho, en una de las primeras escenas, Mei se esconde en el baño de su casa en donde se altera por su transformación. Su madre asume que le llegó el periodo. “¿La... floreció la peonía roja?” su mamá le pregunta a través de la puerta y prepara ibuprofeno, vitaminas, una bolsa de agua caliente y toallas sanitarias.

Mary Poppins (Walt Disney Studios, 1965)

Si bien Mary Poppins es la imagen de una mujer líder que no se deja de nadie -y quizá una de las primeras que no se mostró con un interés romántico específico, salvo la cercanía con su mejor amigo Bert- es Winifred Banks quien rompió con los estereotipos femeninos de la época.

La mamá de los niños Banks pudo pasar desapercibida para muchos sin embargo, es un personaje bastante interesante pues luchaba con las sufragistas en la Inglaterra de 1910, en plena reivindicación del derecho al voto femenino.

P.L Travers, autora original de la historia, estaba en contra de que su personaje se convirtiera en una sufragista pues la había retratado como una clásica mujer aristócrata que buscaba el balance en su familia. Sorprendentemente fue el propio Disney quien logró convencerla del cambio ¡y vaya que fue un enorme salto en sus producciones!

Winifred fue catalogada como una madre ausente, inmersa en su mundo pero su canción sobre “romper las cadenas para ser libre” es un mensaje poderosísimo al que hay que prestarle atención.

Frozen (Disney, 2013)

La cinta viene del cuento clásico “La reina de las nieves” y llegó para romper con la idea de que “todas necesitamos un amor romántico para ser plenas”.

En la cinta, Elsa es una protagonista que rompe con la idea de la reina perfecta. Es temerosa, insegura y en una lucha constante con sus propios demonios. Además, queda claro que ella no tiene interés romántico alguno y si bien su hermana Anna termina emparejada, el mensaje final gira en torno a la importancia del “amor de hermanas”, algo con lo que muchas niñas se identificaron.

Raya y el último dragón (”Raya and the Last Dragon)

Una de las películas más recientes de Disney lanzada en la plataforma DisneyPlus en 2021. La cinta ambientada en Kumandra, un mundo de fantasía, donde los humanos y los dragones viven juntos en paz, muestra a una protagonista que es toda una guerrera.

El mundo de Kumandra está dividido en cinco regiones que tienen sus propios jefes separados, varios de los cuales son mujeres. Mostrar mujeres en posiciones de poder, que nunca son cuestionadas ni buscan la validación ajena, enseña a las niñas a que pueden aspirar a lo grande.

Todos los personajes femeninos en Raya son complejos, con sus propios motivos, creencias y defectos, algo que se aleja de la narrativa de las princesas clásicas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos