Entretenimiento

Homero al Bate cumplió 30 años… Y recordamos a las estrellas de ese episodio de Los Simpsons

Cuatro de los jugadores están en el Salón de la Fama, junto con un guión y una cinta de ese capítulo de la serie animada.

Los Simpsons no necesitan carta de presentación por todo lo que significan en la historia de la televisión. La serie animada ganadora de 34 Premios Emmy, y con 33 temporadas al aire y más de 700 episodios, también quedó inmortalizada en el deporte.

Este domingo se cumplieron 30 años de ser transmitido uno de sus mejores capítulos de la historia del show, el número 52 que estuvo en la tercera temporada y que se llamó Homero al Bate.

Ese episodio llegó a superar en audiencia a The Cosby Show, el 20 de febrero de 1992, gracias a una constelación de súper estrellas del béisbol de Grandes Ligas que fue reclutada por el dueño de la planta nuclear de Springfield, el Sr. Burns, para ganar una apuesta de un millón de dólares.

Homero al Bate fue tan famoso que incluso tiene su propio espacio en el Salón de la Fama de Cooperstown, donde cuatro miembros de ese equipo también recibieron su exaltación por su excelencia en el terreno de juego.

A tres décadas de ese capítulo te recordamos a las estrellas de Grandes Ligas que conformaron ese equipo y que fueron opacadas al final por el héroe del triunfo al remolcar la carrera ganadora con un pelotazo con las bases llenas: Homero Simpson.

Roger Clemens (Pitcher)

En 1992 era el pitcher estelar de los Medias Rojas de Boston. Cerró su carrera con siete Premios Cy Young, un Premio al Jugador Más Valioso, dos anillos de Serie Mundial y 11 participaciones al Juego de Estrellas, pero su relación con el escándalo de dopaje de las Grandes Ligas lo dejó fuera del Salón de la Fama.

Mike Sciosia (Catcher)

En 1992 jugó la última de sus 13 temporadas con los Dodgers de Los Ángeles, con quienes fue a dos Juegos de Estrellas y ganó dos Series Mundiales. Después tuvo éxito como piloto de los Angelinos de Los Ángeles, ganando dos veces el Premio Mánager del Año y una Serie Mundial en 2002.

Don Mattingly (Primera base)

En ese entonces era la estrella de los Yankees de Nueva York, con quienes fue a seis Juegos de Estrellas, ganó nueve Guantes de Oro, tres Bates de Plata y un Premio al Jugador Más Valioso. Actualmente dirige a los Marlins de Miami, con quienes ganó el Mánager del Año en 2020.

Steve Sax (Segunda base)

En ese año de 1992 jugó con Medias Blancas de Chicago y empezó el declive de una carrera en la que fue Novato del Año, ganó un Bate de Plata, dos anillos de Serie Mundial y participó en cinco Juegos de Estrellas.

Wade Boggs (Tercera base)

En 1992 jugó su ultimo año en Medias Rojas de Boston, antes de irse a los Yankees de Nueva York para ganar su única Serie Mundial. Fue a 12 Juegos de Estrellas, ganó ocho Bates de Plata, cinco títulos de bateo, dos Guantes de Oro, alcanzó los 3.000 hits y terminó con una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Ozzie Smith (Shortstop)

Era la gran estrella de los Cardenales de San Luis en esa época, gracias a sus acrobacias que le dieron el apodo de El Mago de Oz. Fue a 15 Juegos de Estrellas, ganó 13 Guantes de Oro, con una Serie Mundial, un Bate de Plata y cerró con su placa en el Salón de la Fama de Cooperstown, siendo considerado el mejor de todos los tiempos en su posición.

José Canseco (Left Field)

Era la estrella de los Atléticos de Oakland ese año, en el que fue cambiado a Rangers de Texas. Dio 462 jonrones, ganó el Novato del Año, un Premio al Jugador Más Valioso, dos Series Mundiales, cuatro Bates de Plata y fue a seis Juegos de Estrellas, antes de admitir su uso de sustancias prohibidas y acusar a otros jugadores de hacerlo, lo que le valió el rechazo de las Grandes Ligas.

Ken Griffey Jr. (Center Field)

Era la figura de los Marineros de Seattle y una de las máximas estrellas de Grandes Ligas. Fue Jugador Más Valioso, ganó siete Bates de Plata, 10 Guantes de Oro, fue a 13 Juegos de Estrellas y dio 630 jonrones, ganando cuatro veces el liderato de este departamento, para obtener su placa en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Darryl Strawberry (Right Field)

1992 fue su segunda temporada con los Dodgers de Los Ángeles y el principio de su caída del status de súper estrella que tuvo con los Mets de Nueva York. Fue Novato del Año, dos veces Bate de Plata y fue a ocho Juegos de Estrellas antes de ese año. Después llegaron sus problemas con las drogas y el alcohol que lo alejaron del éxito, pese a ganar tres Series Mundiales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos