Entretenimiento

La princesa Mako que renunció a su corona por amor se mudó a New York y así vive como plebeya

La princesa Mako renunció a su corona y se mudó a New York para vivir en su nuevo hogar junto a su esposo, Kei Komuro. Ahora, los seguidores de la realeza la captaron en un divertido momento como plebeya.

La hija del príncipe Fumihito y sobrina del emperador Nahurito fue sorprendida haciendo compras para su hogar en el barrio de Hell’s Kitchen, una actividad que durante su vida fue realizada por las personas que la atendían en Japón.

Después de la que joven terminara de hacer sus compras, fue sorprendida un poco perdida. Pues las imágenes dejan ver a Mako un poco confundida sobre qué camino debería tomar. Tras pensar un poco tomó una dirección y después se regresó para finalmente preguntar a otros ciudadanos lo que necesitaba saber para regresar a su casa.

Mako Komuro y Kei Komuro, ambos de 30 años, embarcaron la semana pasada en un avión entre los flashes de las cámaras en el aeropuerto de Haneda, en Tokio. Las grandes cadenas japonesas de noticias emitieron la escena en vivo, según relata AP.

Kei Komuro, graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Fordham, tiene un empleo en una firma legal de Nueva York. Aún no ha hecho su examen para obtener la licencia de abogado, otro hecho que los medios locales han utilizado para atacarle, aunque es habitual aprobarlo tras varios intentos.

“Amo a Mako”, dijo el mes pasado a la prensa tras formalizar su matrimonio en Tokio. Lo hicieron sin banquete de bodas ni ninguno de los rituales de celebración de enlaces. “Quiero vivir la única vida que tengo con la persona que amo”, añadió.

Aunque Japón se vea moderno en muchos aspectos, los valores sobre relaciones familiares y la posición de las mujeres siguen siendo anticuados, arraigados en prácticas feudales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos