Entretenimiento

Cuadro de Frida Kahlo “Diego y yo” rompe récord al ser vendido en $34,9 millones

“Diego y yo” simboliza la tempestuosa relación que tuvieron Frida y Diego

El cuadro de la famosa pintora mexicana, Frida Kahlo, “Diego y yo” rompió récord al ser subastado por $34.9 millones. Se trata de un autorretrato de Frida con lágrimas en los ojos y el rostro de su amado Diego Rivera pintado en la frente.

La subasta se dio en New York superando por más del triple el récord para la pintora mexicana y para una obra de arte latinoamericano.

“Diego y yo” fue pintado en 1949 y fue el último autorretrato de “busto” completado por la pintora antes de su muerte en 1954. El comprador es Eduardo F. Costantini, un coleccionista de renombre comprometido a apoyar el arte latinoamericano y fundador del Malba, el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, confirmó Sotheby’s a The Associated Press (AP) poco después de la venta del martes.

La última subasta de los cuadros de Frida Kahlo se dio en el 2016 y la obra de arte “Dos desnudos en el bosque (la tierra misma)” fue vendida en ocho millones de dólares. La de una obra latinoamericana en subasta la ostentaba “Los rivales” de Rivera, que se vendió en 2019 por 9,8 millones.

“Diego y yo” apareció en el mercado por primera vez en más de 30 años. El vendedor era anónimo y la obra no se encontraba en México, dijo Sotheby’s a la AP en septiembre.

“Diego y yo” simboliza la tempestuosa relación que tuvieron Frida y Diego

El cuadro, de apenas 30 por 22,4 centímetros (11⅝ por 8¾ pulgadas), simboliza la tempestuosa relación entre Kahlo y Rivera, quienes estuvieron casados casi 25 años en un matrimonio apasionado y turbulento por igual. La imagen del muralista lleva un tercer ojo en la frente para simbolizar el grado que éste ocupaba en la conciencia de la pintora, explicó Sotheby’s en un comunicado.

Se trata de una de dos pinturas en las que Kahlo exploró el tema del doble retrato, pero según la rematadora ésta es la más vulnerable y conmovedora.

“Aquí, su cabello suelto (generalmente con trenzas apretadas) casi parece estrangularla; tiene las mejillas enrojecidas y una mirada intensa y llorosa”, señaló Sotheby’s. “La pintura captura una inquietud y angustia interna, reflejada conmovedoramente en tres lágrimas que brotan de sus ojos evocando a Nuestra Señora de los Dolores, una imagen icónica en la historia del arte occidental”.

Antes de la subasta en Nueva York, “Diego y yo” se exhibió al público en octubre en Hong Kong y luego en Londres.

Tags

Lo Último


Te recomendamos