Entretenimiento

No podía dar autógrafos y otras extrañas prohibiciones de la realeza a la princesa Diana

Muchas de estas reglas todavía las deben seguir miembros de la Familia Real.

Ya sea por motivos de seguridad o viejas costumbres, la Familia Real tiene que acatar algunas prohibiciones que pueden resultar extrañas para algunos, incluso, lo tuvo que hacer la princesa Diana.

Desde que ingresó a ser parte de la realeza a sus 18 años como prometida del heredero del trono, tuvo que adecuarse a nuevas normas que no siempre cumplió por su espíritu rebelde y juvenil.

Algunas forman parte del protocolo desde hace muchos años, como por ejemplo, que nadie puede seguir comiendo en una cena si la reina Isabel ya terminó, y otros se han ido actualizando con el paso de los años.

Prohibiciones de la realeza a la princesa Diana

Según Quién, la princesa de Gales así como otros miembros de la monarquía británica no pueden fijar posturas políticas públicamente. De hecho, ni siquiera pueden votar o postularse a algún cargo público, sin importar el rango.

Sin embargo, eso es más aceptable que otras alocadas normas, ya que por ejemplo, no pueden jugar Monopoly, el famoso juego de mesa conocido internacionalmente.

De igual manera, Lady Di tenía prohibido mostrar afecto públicamente hacia su esposo, el príncipe Carlos, algo que poco a poco han roto las nuevas generaciones, pero hasta aquel entonces el límite era tomarse de manos.

Asimismo, no podía dar autógrafos y debía seguir estrictos códigos de vestimenta que poco a poco fue rompiendo gracias a su pasión por la moda, pero que en líneas generales siguió.

Por ejemplo, si tenía un evento luego de las 6 de la tarde, era indispensable utilizar tiara. Si se iba de viaje, debía llevar obligatoriamente un vestido negro para estar preparada para un funeral y cortarse el pelo regularmente para siempre lucir impecable.

Entre otras de las imposiciones de la realeza a la princesa Diana estaba el saber más de dos idiomas y hasta evitar comer papas, arroz y pasta en la cena.

Tags

Lo Último


Te recomendamos