Entretenimiento

Príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel, accede a documentos que podrían poner fin a acusaciones de abuso sexual

Príncipe Andrés con la reina Isabel

Príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel, accede a un documento confidencial que, según sus abogados, podría poner fin al caso de presuntos abusos sexuales de los que ha sido acusado por la estadounidense Virginia Giuffre cuando era menor.

Según la revista Forbes, el equipo legal del príncipe Andrés ha recibido permiso para acceder a un acuerdo sellado entre Giuffre y el difunto amigo del hijo de la reina Isabel, el financiero Jeffrey Epstein, origen del escándalo que envuelve al miembro de la realeza británica.

Los abogados del príncipe creen, según Forbes, que esos documentos podrían proporcionar a Andrés inmunidad en esa demanda.

La jueza de Nueva York Loretta Preska, encargada del caso, ha accedido a que el equipo legal de Andrés de Inglaterra reciba una copia de ese acuerdo, con el consentimiento de los herederos de Epstein.

El abogado de Giuffre, David Boies, estuvo de acuerdo en que el hijo de Isabel II tiene derecho a revisar esos documentos sellados, aunque considera que es “irrelevante” para la demanda en curso.

El acuerdo, alcanzado en el estado de Florida entre Epstein y Giuffre en 2009, puso fin a una de las decenas de demandas civiles presentadas contra el magnate por mujeres que alegan que abusó sexualmente de ellas cuando eran menores de edad y que se resolvieron en privado con acuerdos económicos que no han sido revelados públicamente.

El profesor de derecho de la universidad de Harvard Alan Dershowitz, amigo de Epstein a quien Giuffre también ha acusado de abuso sexual, dijo a Forbes en un comunicado el mes pasado que el acuerdo llevó a que el caso de agresión presentado contra él fuera desestimado y agregó que “las mismas razones” podrían aplicarse al proceso abierto contra el príncipe Andrés.

Estos nuevos detalles del caso se conocen unos días después de que se hiciera público que la reina Isabel II costea con “millones de libras” de su propia fortuna la defensa legal de su hijo en este asunto.

El duque de York amplió su equipo legal el pasado mes de septiembre tras contratar a la abogada Melissa Lerner, que se unió a Andrew Brettler en su defensa contra la citada denuncia por abusos sexuales presentada por la estadounidense Giuffre en un tribunal de Nueva York el pasado agosto.

Según fuentes de la casa real citadas por el británico “Telegraph”, la factura de los abogados se disparará en “millones” de libras, en un proceso legal que se prevé que se alargará meses o años y que podría acabar con un arreglo económico que incrementará aún más el coste final.

Un tribunal de Nueva York dio de plazo al príncipe Andrés hasta el 29 de octubre para que responda a la denuncia de Giuffre, quien alega que cuando tenía 17 años fue forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe, algo que le instaron a hacer Jeffrey Epstein, el fallecido magnate acusado de gestionar una red de tráfico sexual de menores conectada a importantes figuras del mundo de la economía y la política, y su mano derecha, Ghislaine Maxwell.

Tags

Lo Último


Te recomendamos