logo
Noticias
Noticias 17/05/2021

17 de mayo: Día Mundial de la Hipertensión

Tener un estilo de vida poco saludable acarrea una serie de problemas para el organismo, siendo la hipertensión un enemigo silencioso ocasionado justamente por malos hábitos como el sedentarismo, ingesta excesiva de comida chatarra o alcoholismo.

Esta enfermedad afecta al menos al 30% de la población mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

9,5% de la incidencia de muertes en el país

En el Ecuador, según datos actualizados del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos del Ecuador, supone la quinta causa de muerte a nivel nacional y representa al menos el 9,5% de la incidencia de muertes en el país.

En este contexto y en el marco del Día Mundial de la Hipertensión (17 de mayo) es necesario generar conciencia acerca de la importancia de su prevención y diagnóstico temprano.

De acuerdo con el Dr. Gregory Celis, Director Médico de Laboratorios Bagó, esta enfermedad “se origina por el aumento de las cifras tensionales de la presión arterial sobre los valores normales, donde los vasos sanguíneos llegan a tener una tensión elevada capaz de dañarlos, por lo que esta patología puede atacar a todos los órganos y sistemas del organismo “.

Vivir con hipertensión:

La hipertensión afecta principalmente al cerebro, corazón, pulmón, riñones, vasos sanguíneos y retina. De ahí que es importante acudir a controles periódicos, una vez diagnosticada la enfermedad es vital para mantener la calidad de vida del paciente.

Su tratamiento debe ser orientado por un médico especializado, ningún paciente debe automedicarse por ninguna razón.

La hipertensión puede causar la muerte del paciente de forma repentina cuando los órganos cardiovasculares y cerebrales fallan y el organismo no es capaz de responder.

Debido a su dificultad de diagnóstico, es importante acudir a chequeos médicos periódicos y llevar un estilo de vida saludable.

¿Cómo prevenirla?

La hipertensión arterial puede prevenirse con un estilo de vida saludable, alimentación adecuada y ejercicio físico. De ahí que el especialista de Laboratorios Bagó recomienda promover buenos hábitos, tales como:

  • Realizar actividad física diaria. La OMS sugiere que las personas con enfermedades crónicas realicen actividades físicas moderadas durante al menos 30 minutos al día.
  • Mantener una dieta balanceada, incorporando todos los grupos de alimentos. Evitar aquellos que no son saludables como grasas saturadas y con exceso de sal o azúcar.
  • Acudir al médico, especialmente si el paciente tiene familiares con hipertensión.