logo
Noticias
Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen. / Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen.  /
Noticias 16/04/2021

Volkswagen presentó una hoja de ruta tecnológica para baterías y carga hasta 2030

El Grupo Volkswagen presentó en días pasados su hoja de ruta tecnológica para las baterías y la carga hasta 2030 en su primer Día de la Energía.

El objetivo de la hoja de ruta es reducir significativamente la complejidad y el costo de la batería con el fin de hacer que el vehículo eléctrico sea atractivo y viable para el mayor número posible de personas.

Al mismo tiempo, el Grupo tiene como objetivo asegurar el suministro de baterías más allá de 2025. Sólo en Europa, a finales de la década se establecerán seis giga factorías con una capacidad total de producción de 240 GWh. Volkswagen también está persiguiendo vigorosamente la expansión de la red pública de carga rápida a nivel mundial. Con esto en mente, se han acordado cooperaciones en Europa con las compañías energéticas BP (Gran Bretaña), Iberdrola (España) y Enel (Italia).

“La movilidad eléctrica se ha convertido en nuestro negocio principal. Ahora estamos integrando sistemáticamente etapas adicionales en la cadena de valor. Aseguramos una pole position a largo plazo en la carrera por la mejor batería y la mejor experiencia del cliente en la era de la movilidad con cero emisiones”,

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen.

La responsabilidad entre marcas de esta planificación recaerá en Volkswagen Group Components, liderada por Thomas Schmall, miembro del Consejo de Administración del Grupo Volkswagen para Tecnología y CEO de Components.

Volkswagen apunta a un aumento sustancial de la producción de celdas en Europa

El Grupo está avanzando a toda velocidad en el desarrollo de capacidades de producción en Europa para satisfacer la creciente demanda de celdas de batería.

“Junto con los socios, queremos tener un total de seis fábricas de células en funcionamiento en Europa para 2030, garantizando así la seguridad del suministro”, explicó Schmall.

Se espera que las nuevas fábricas produzcan células con un valor energético total de 240 GWh por año para cuando finalmente estén terminadas. Por lo tanto, Volkswagen está contribuyendo activamente a cumplir los objetivos del Green Deal de la Unión Europea. Las dos primeras fábricas operarán en la ciudad sueca de Skellefteå y en Salzgitter.

En respuesta al aumento de la demanda, Volkswagen ha decidido reorientar el plan anterior en relación con la producción de celdas y concentrar la producción de sus celdas premium en la giga fábrica sueca Northvolt Ett en Skellefteå en colaboración con Northvolt. La producción de estas celdas está programada para comenzar en 2023 y se ampliará gradualmente hasta una capacidad anual de hasta 40 GWh.

La giga fábrica actualmente operada por Volkswagen en Salzgitter producirá la celda unificada para el segmento de alto volumen a partir de 2025 y desarrollará innovaciones en procesos, diseño y química. También se prevé una capacidad de producción de hasta 40 GWh por año para Salzgitter. Este reenfoque generará economías de escala mejoradas y reducirá la complejidad de la producción. Ambas giga fábricas se alimentarán con electricidad procedente de fuentes de energía renovables. Actualmente se están considerando sitios y socios potenciales para las otras fábricas.

La nueva celda unificada generará enormes ahorros de costos a partir de 2023

Volkswagen se esfuerza por lograr avances significativos en el sistema de batería, incluidos todos sus componentes, hasta la celda. “Nuestro objetivo es reducir el costo y la complejidad de la batería y, al mismo tiempo, aumentar su alcance y rendimiento”, sostuvo Schmall, miembro de la Junta de Tecnología del Grupo Volkswagen.

“Esto finalmente hará que la movilidad eléctrica sea asequible y la tecnología de transmisión dominante”. Aparte de la producción interna planificada, se esperan importantes beneficios de costes principalmente gracias a la nueva celda unificada. Está previsto que se lance a partir de 2023 y se instalará en todas las marcas en hasta el 80% de todos los vehículos eléctricos del Grupo en 2030. Se obtendrán mayores ahorros mediante la optimización del tipo de celda, la implementación de métodos de producción innovadores y un reciclaje constante.

Por lo tanto, Volkswagen apunta a reducir gradualmente los costos de las baterías en el segmento de nivel de entrada hasta en un 50% y en el segmento de volumen hasta en un 30%.

“Utilizaremos nuestras economías de escala en beneficio de nuestros clientes también en lo que respecta a la batería. En promedio, reduciremos el costo de los sistemas de baterías a niveles significativamente inferiores a € 100 por kilovatio/hora. Esto finalmente hará que la movilidad eléctrica sea asequible y la tecnología de propulsión dominante”, explicó Schmall.

Integración de la cadena de valor

Además de la celda unificada y la expansión constante de la producción interna, la nueva hoja de ruta tecnológica del Grupo también se centrará en integrar más pasos a lo largo de la cadena de valor hasta el reciclaje industrial. Junto con socios estratégicos seleccionados, Volkswagen quiere asegurar el suministro de células a largo plazo para su ofensiva eléctrica.

Se esperan avances en la capacidad de almacenamiento y la capacidad de carga rápida además de los beneficios de costos. La nueva celda unificada prismática también ofrece las mejores condiciones para la transición a la celda de estado sólido, el próximo salto cuántico en la tecnología de baterías, que Volkswagen anticipa para mediados de la década.

El Grupo se enfoca constantemente en alianzas estratégicas y en el uso eficiente de recursos tanto para baterías como para carga. Por ello, se está adhiriendo a sus objetivos financieros estratégicos y continúa apuntando a un índice de inversión de alrededor del 6% para 2025 y un flujo de efectivo neto anual limpio de más de € 10.000 millones en su negocio automotriz principal.

OTRAS EMPRESAS: