Clínica clandestina clausurada en Quito funcionaba con licencia de spa

Por Metro Ecuador

La clínica clandestina clausurada en Quito, ayer, en la que donde supuestamente se suministraban vacunas falsas contra el COVID-19 funcionaba con licencia de spa. Así lo detalló el Municipio Capitalino.

Ante una denuncia ciudadana, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) clausuró el establecimiento que funcionaba como clínica clandestina debido a que su licencia de funcionamiento estaba caducada y correspondía a un spa.

"Se evidenció que el establecimiento operaba en condiciones insalubres y poco aptas para el tratamiento de personas con alguna enfermedad", reza la publicación.

Al ser este un establecimiento de categoría II está expuesto a una sanción de 5 a 8 remuneraciones básicas unificadas, además, de las acciones legales por parte de las autoridades nacionales competentes.

La AMC iniciará el proceso sancionador a los propietarios de esta clínica que, además de poner en peligro la vida de los pacientes, generan focos de contagio masivo.

César Díaz, secretario general de Seguridad y Gobernabilidad, explicó que en el establecimiento se ofrecía una supuesta vacuna que, a través de tres dosis, conseguiría una inmunidad total contra el COVID-19 en el paciente que la recibiera.

Añadió que cuentan con evidencia (videos) en la que personal de este establecimiento asegura haber suministrado cerca de 70 mil dosis con un costo de $15 cada una. Por ello, fue enfático al asegurar “a todas las personas que estén jugando con el estado emocional de los ciudadanos, caotizando el sistema de salud y engañando, seguiremos actuando con firmeza y exigiremos las más rigurosas sanciones”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo